jueves, 12 de abril de 2018

MIGUEL VARGAS MALDONADO DIJO EN ABRIL DEL 2011 QUE LOS PERDONABA A TODOS Y QUE SE SACRIFICARIA POR EL PRD SALVANDO POR 3ER VEZ EL PRESTIGIO DEL PARTIDO Y RESCATANDO DE LA TUMBA POLVORIENTA AL EX PRESIDENTE HM







MIGUEL VARGAS MALDONADO SALVO EL PRESTIGIO DE HM TRES VECES . LO PERDONA Y LE APOYANDO EN EL 2012 LE RECUERDA QUE POR SU PRD SACRIFICARIA HASTA SU VIDA
Vargas Maldonado reconoce triunfo de Hipólito Mejía en Abril 11 del 2011.

Dice que se sacrifica por la unidad del PRD.
Aqui la noticia y su exposición al respecto.

LA DECISION HECHA POR EL ING. MIGUEL VARGAS  AYER HA SALVADO AL PRD, PROYECTA SU LIDERAZGO,Y ALLANA EL CAMINO PARA GANAR EL 2012
Por Enildo Rodriguez MBA PhDP
Miguel Vargas Maldonado.

SANTO DOMINGO 11 Abril del 2011

-El ingeniero Miguel Vargas Maldonado acaba de  reconocer el triunfo  de Hipolito Mejía en la convencion del dia 6 de  marzo, porque "la unidad del partido y la tranquilidad del país están por encima de cualquier pretensión personal, y tiene que ser así para todo ciudadano motivado por una vocación de servicio a la sociedad".

Dijo que mantuvo su posición con altura y prudencia, demostrando la existencia de una confabulación de fuerzas internas y externas para despojarlo de sus derechos, pretendiéndose desmeritar sus reclamos y su historial de servicios al partido y al país.

En su exposición ante la prensa y una amplia representación de su equipo político, en el Hotel Dominican Fiesta, Vargas advirtió que cuando han transcurrido un mes y 5 días de la convención del 6 de marzo que debió elegir con normalidad a su candidato presidencial, el Partido Revolucionario Dominicano vive hoy una situación muy delicada, "y es tiempo de poner punto final a la crisis, de procurar el entendimiento y la unificación interna".

"Aunque sé que los resultados anunciados no se corresponden con la expresión de la voluntad mayoritaria de los perredeístas y ciudadanos independientes, no voy a ser un obstáculo para que el partido se reencuentre a sí mismo y participe exitosamente en las elecciones de mayo del 2012", expresó Vargas.

Invitó a sus seguidores a colaborar sin rencores y con desprendimiento "para que nuestro partido y el compañero Hipólito Mejía alcancen el poder en las próximas elecciones", pues "ahora más que nunca estamos obligados a continuar trabajando por un PRD fuerte, más democrático y transparente", ya que "el PRD es el hogar de todos!"

Especificó que no pide nada a cambio para él, que "no he solicitado ni aspiro a la candidatura vicepresidencial ni a un cargo en un posible gobierno del PRD, no reclamo la extensión de mi mandato como presidente del partido, ni la nominación previa de la candidatura presidencial para el 2016".

No hay acuerdo post convención

"Es oportuno precisar que no ha habido ningún acuerdo posterior a la convención, me acojo únicamente a lo establecido en el Pacto de Compañeros suscrito el tres de marzo, en el que nos comprometimos con la aplicación de la proporcionalidad, sustentado en los estatutos del partido, a la que tienen derecho adquirido los dirigentes y estructuras de nuestro proyecto. De esos derechos, me constituyo en garante", subrayó.

Precisó además que seguirá dirigiendo el partido bajo el imperio de la institucionalidad, "que es innegociable, junto a mis compañeros de la dirección nacional, hasta el año 2013, y anuncio a mis seguidores y a todo el país que nada ni nadie nos apartará del camino que nos hemos trazado, de luchar hasta lograr el establecimiento de un gobierno que garantice el derecho a la igualdad de todos los dominicanos".

Tuvo palabras de agradecimiento "por el apoyo de quienes votaron por mí en la convención pasada, y saludo también la participación de los perredeístas que optaron por la otra candidatura".

Argumentó que sus cuestionamiento a los resultados viciados de la Convención no se deben a insensatez o a falta de espíritu democrático sino al hecho de que no son la file expresión mayoritaria de los votos de la familia perredeísta y ciudadanos independientes, sino de la influencia de otras fuerzas políticas interesadas en imponer el candidato del PRD.

Matizó que "en lugar de actuar como árbitros imparciales, la mayoría de la Comisión Nacional Organizadora se inclinó hacia un lado, y adoptó la intolerancia y beligerancia como norma, respondiendo con negación de derecho a nuestros justos reclamos, enarbolados con decencia y ánimo de transparencia para obtener la verdad".

Para el dirigente político resulta lamentable ver cómo en nuestro país las banderas de la verdad, la transparencia y la institucionalidad se quedan cada vez con menos defensores, imponiéndose un pragmatismo según el cual todo se vale.

Dijo que a lo largo del proceso ha defendido la verdad y la transparencia como la vía más digna, justa y ética en que debía basarse la unidad; "pero no siendo posible dicha vía, al negársenos todos nuestros reclamos y derechos por parte de quienes debieron actuar como jueces y no lo hicieron, sólo me queda la vía del sacrificio, y la asumo con todas sus consecuencias, para no renunciar nunca al camino de la unidad de mi partido".

Y acotó que "como me han negado la vía de la verdad y la transparencia, abrazo la del sacrificio, sin rencores, de corazón y a conciencia, como le correspondió actuar en su momento a José Francisco Peña Gómez".

Resumió que al presentar su aspiración presidencial para el 2012, abrió su corazón a todos los perredeístas sin distinción de simpatías y que "al declinarla hoy en favor de la unidad, ofrezco mi experiencia, mis ideas, mis fuerzas y mis energías, como presidente del PRD y como militante, para que el partido alcance el poder".

Vargas expuso que quienes se han erigido en jueces de su conducta política pasan por alto el devenir del PRD en los últimos años en los que pacientemente y junto a muchos esforzados dirigentes de todo el país y las seccionales del exterior, trabajaron sin cesar en la reorganización del partido, severamente afectado por la humillante derrota del 2004.

Recordó que el PRD cayó en una de sus más profundas crisis, no por luchas de tendencias o por candidaturas, sino por los devastadores resultados de esas elecciones nacionales, expresados en la desmoralización y frustración de la militancia.

A ese panorama desolador-expuso- se sumaba la violación al principio de la no reelección, bandera fundamental del PRD en toda su historia, tantas veces enarbolada por nuestro inolvidable líder José Francisco Peña Gómez.
Invita perredeistas colaborar con ex presidente
Sin exigir nada a cambio, MMV reconoce triunfo HM

El ingeniero Miguel Vargas Maldonado reconoció este lunes la candidatura presidencial del ex presidente Hipólito Mejía, por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), para los comicios del 2012, sin pedir nada para él, ni sus seguidores, con lo que se le pone fin la crisis que afecta a esa organización política luego de la convención del pasado 6 de marzo. Invitó a sus seguidores a colaborar sin rencores y con desprendimiento para que el PRD y su candidato Hipólito Mejía alcancen el poder en las próximas elecciones, ya que ahora más que nunca estamos obligados a continuar trabajando por un PRD fuerte, más democrático y transparente.
 Anunció que declina su legítima aspiración a ser el candidato del PRD para las elecciones del 2012, porque la unidad del partido y la tranquilidad del país están por encima de cualquier pretensión personal, y tiene que ser así para todo ciudadano motivado por una vocación de servicio a la sociedad.

Estableció que mantuvo su posición con altura y prudencia, demostrando la existencia de una confabulación de fuerzas internas y externas para despojarlo de sus derechos, pretendiéndose desmeritar sus reclamos y su historial de servicios  al partido y al país.

Vargas Maldonado se expresó en estos términos durante un discurso en el hotel Dominican Fiesta en presencia de una amplia representación  de su equipo político.

Dijo que el PRD vive una situación muy delicada luego de haber transcurrido un mes y 5 días de la convención del 6 de marzo que debió elegir con normalidad a su candidato presidencial, por lo que “es tiempo de poner punto final a la crisis, de procurar el entendimiento y la unificación interna”.

Advirtió que aunque los resultados anunciados no se corresponden con la expresión de la voluntad mayoritaria de los perredeístas y ciudadanos independientes, no se convertirá en un obstáculo para que el partido se reencuentre a sí mismo y participe exitosamente en las elecciones de mayo del 2012”.

Vargas Maldondo aclaró que no pide nada a cambio para él, que “no he solicitado ni aspiro a la candidatura vicepresidencial ni a un cargo en un posible gobierno del PRD, no reclamo la extensión de mi mandato como presidente del partido, ni la nominación previa de la candidatura presidencial para el 2016”.

Especificó que todas las posiciones que ha ostentado en el PRD las ha ganado con el apoyo mayoritario de sus compañeros y compañeras de partido, y así será siempre y que continuará ejerciendo su posición de presidente del PRD, para contribuir desde ahí con el interés nacional como único norte.

 No hay acuerdo post convención  Precisó que no ha habido ningún acuerdo posterior a la convención, y que se acoge únicamente a lo establecido en el Pacto de Compañeros suscrito el tres de marzo, en el que nos comprometimos con la aplicación de la proporcionalidad, sustentado en los estatutos del partido, a la que tienen derecho adquirido los dirigentes y estructuras de nuestro proyecto.

De esos derechos, me constituyo en garante”Subrayó además que seguirá dirigiendo el PRD bajo el imperio de la institucionalidad, que “es innegociable, junto a mis compañeros de la dirección nacional, hasta el año 2013, y anuncio a mis seguidores y a todo el país que nada ni nadie nos apartará del camino que nos hemos trazado, de luchar hasta lograr el establecimiento de un gobierno que garantice el derecho a la igualdad de todos los dominicanos”

.Agradeció a sus compañeros en el partido “por el apoyo de quienes votaron por mí en la convención pasada, y saludo también la participación de los perredeístas que optaron por la otra candidatura”.

Manifestó que sus cuestionamiento a los resultados viciados de la Convención no se deben a insensatez o a falta de espíritu democrático, sino al hecho de que no son la file expresión mayoritaria de los votos de la familia perredeísta y ciudadanos independientes, sino de la influencia de otras fuerzas políticas interesadas en imponer el candidato del PRD.
DICE CON FUE BELIGERANTEAcusó a la Comisión Nacional Organizadora (CON), del PRD de inclinarse hacia un lado en el proceso interno, “en lugar de actuar como árbitros imparciales”.Agregó que la CON adoptó la intolerancia y beligerancia como norma, respondiendo con negación de derecho a sus justos reclamos, los que fueron enarbolados con decencia y ánimo de transparencia para obtener la verdad.
Dijo que lamentable ver cómo en el país las banderas de la verdad, la transparencia y la institucionalidad se quedan cada vez con menos defensores, imponiéndose un pragmatismo según el cual todo se vale.
Afirmó que a lo largo del proceso ha defendido la verdad y la transparencia como la vía más digna, justa y ética en que debía basarse la unidad; pero no siendo posible dicha vía,  al negársele todos sus reclamos y derechos por parte de quienes debieron actuar como jueces y no lo hicieron, “sólo me queda la vía del sacrificio, y la asumo con todas sus consecuencias, para no renunciar nunca al camino de la unidad de mi partido”.

“Como me han negado la vía de la verdad y la transparencia, abrazo la del sacrificio, sin rencores, de corazón y a conciencia, como le correspondió actuar en su momento a José Francisco Peña Gómez”, significó Vargas Maldonado.Vargas expresó que quienes se han erigido  en jueces de su conducta política pasan por alto el devenir del PRD en los últimos años en los que pacientemente y junto a muchos esforzados dirigentes de todo el país y las seccionales del exterior, trabajaron sin  cesar  en la reorganización del partido, severamente afectado por la humillante derrota del 2004.

Rememoró que el PRD cayó en una de sus más profundas crisis,  no por luchas de tendencias o por candidaturas, sino por los devastadores resultados de esas elecciones nacionales, expresados en la desmoralización y frustración de la militancia.
Y que a ese panorama desolador se sumaba la violación al principio de la no reelección, bandera fundamental del PRD en toda su historia, tantas veces enarbolada por el doctor  José Francisco Peña Gómez.

Puso de relieve que “muchos se negaron a participar en aquella tarea de retomar la mística y el orgullo perredeísta, pues muchos fueron los llamados, y muy pocos los que quisieron integrarse al sacrificio y a la tarea de la reconstrucción partidaria, mientras otros incluso no volvieron a ser vistos durante años, precisamente durante todo el tiempo que tomó la reconstrucción del PRD”.

Trajó a colación la timidez con que los perredeístas comenzaron a buscar un nuevo liderazgo que los redimiera de la vergüenza y el desamparo, mientras el nuevo gobierno  surgido de aquellas elecciones se ensañaba contra todo lo que le oliera a perredeísmo, y las hordas peledeístas sacaban a nuestros compañeros de las oficinas públicas al influjo de la frase que los llevó al poder: ”E, Pa Fuera que van!”.Enumeró que los locales del partido se quedaron vacíos y tal vez nunca como entonces hizo tanta falta la voz y el carisma del líder que orientara a nuestra gente y reagrupara nuestras fuerzas históricas, pues “era un partido mirado con repulsión por quienes sentían que había desaprovechado la oportunidad del poder para  recomponer  la sociedad  dominicana”.

 Un plan del gobiernoDijo que debido a ese proceso de recuperación fue urdido un montaje que comenzó desde el proceso electoral del 2010 con la infiltración de nuestras filas, comprando dirigentes que se habían quedado rezagados., mientras otros se vendieron vulgarmente, aceptando las dádivas de un gobierno generoso con los fondos públicos y otros, los más impúdicos, se convirtieron en quintas columnas, operando desde nuestro partido a favor del gobierno y haciendo perder candidaturas legislativas y municipales a sus propios compañeros y compañeras.
Vargas, expresó que aun en esa situación el PRD terminó siendo el partido más votado en las elecciones del año pasado, “y aunque la maniobra oficialista nos privó de legítimas representaciones senatoriales, es de conocimiento generalizado que en varias provincias ganamos limpiamente las elecciones”. Ponderó que el viernes pasado quedó evidenciado uno de los beneficios del Acuerdo que en mayo del 2009 firmó con el Presidente de la República, relativo a la no reelección presidencial consecutiva como mandato constitucional, reivindicando una bandera de lucha de nuestro partido y nuestro líder inmortal, que limita espacio a la corrupción y el despilfarro de los recursos del estado, elimina la incertidumbre sobre la estabilidad macroeconómica durante los procesos electorales, crea oportunidades para  la alternabilidad y el surgimiento de nuevos liderazgos y contribuye al fortalecimiento de la institucionalidad democrática del país.
Miguel Vargas reconoce candidatura de Hipólito Mejía

SANTO DOMINGO.-
11deAbril 2011

El ingeniero Miguel Vargas Maldonado reconoció este lunes la candidatura presidencial del ex presidente Hipólito Mejía, por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), para los comicios del 2012, con lo que se le pone fin la crisis que a esa organización política luego de la convención del pasado 6 de marzo.
Invitó a sus seguidores a colaborar sin rencores y con desprendimiento para que el PRD y su candidato Hipólito Mejía alcancen el poder en las próximas elecciones, pues ahora más que nunca estamos obligados a continuar trabajando por un PRD fuerte, más democrático y transparente. Anunció que declina su legítima aspiración a ser el candidato del PRD  para las elecciones del 2012, porque la unidad del partido y la tranquilidad del país están por encima de cualquier pretensión personal,y tiene que ser así para todo ciudadano motivado por una vocación de servicio a la sociedad.
Estableció que mantuvo su posición con altura y prudencia, demostrando la existencia de una confabulación de fuerzas internas y externas para despojarlo de sus derechos, pretendiéndose desmeritar sus reclamos y su historial de servicios  al partido y al país.

Vargas Maldonado se expresó en estos términos en su exposición ante la prensa y una amplia representación de su equipo político,  en el hotel Dominican Fiesta.
Vargas advirtió que cuando han transcurrido un mes y 5 días de la convención del 6 de marzo que debió elegir con normalidad a su candidato presidencial, el PRD vive hoy una situación muy delicada, “y es tiempo de poner punto final a la crisis, de procurar el entendimiento y la unificación interna”.

“Aunque sé que los resultados anunciados no se corresponden con la expresión de la voluntad mayoritaria de los perredeístas y ciudadanos independientes, no voy a ser un obstáculo para que el partido se reencuentre a sí mismo y participe exitosamente en las elecciones de mayo del 2012”, expresó Vargas.

Invitó a sus seguidores a colaborar sin rencores y con desprendimiento “para que nuestro partido y el compañero Hipólito Mejía alcancen el poder en las próximas elecciones”, pues “ahora más que nunca estamos obligados a continuar trabajando por un PRD fuerte, más democrático y transparente”, ya que “el PRD es el hogar de todos!”

Especificó que  no pide nada a cambio para él, que “no he solicitado ni aspiro a la candidatura vicepresidencial ni a un cargo en un posible gobierno del PRD, no reclamo la extensión de mi mandato como presidente del partido,  ni la nominación previa de la candidatura presidencial para el 2016”.

Y aclaró que todas las posiciones que ha ostentado en el PRD las ha ganado con el apoyo mayoritario de sus compañeros y compañeras de partido, y así será siempre y que continuará ejerciendo su posición de presidente del PRD, para contribuir desde ahí con el interés nacional como único norte.

No hay acuerdo post convención

“Es oportuno precisar que no ha habido ningún acuerdo posterior a la convención, me acojo únicamente a lo establecido en el Pacto de Compañeros suscrito el tres de marzo, en el que nos comprometimos con la aplicación de la proporcionalidad, sustentado en los estatutos del partido, a la que tienen derecho adquirido los dirigentes y estructuras de nuestro proyecto. De esos derechos, me constituyo en garante”, subrayó.

Precisó además que seguirá dirigiendo el partido bajo el imperio de la institucionalidad, “que es innegociable, junto a mis compañeros de la dirección nacional, hasta el año 2013, y anuncio a mis seguidores y a todo el país que nada ni nadie nos apartará del camino que nos hemos trazado, de luchar hasta lograr el establecimiento de un gobierno que garantice el derecho a la igualdad de todos los dominicanos”.

Tuvo palabras de agradecimiento “por el apoyo de quienes votaron por mí en la convención pasada, y saludo también la participación de los perredeístas que optaron por la otra candidatura”.

Argumentó que sus cuestionamiento a los resultados viciados de la Convención no se deben a insensatez o a falta de espíritu democrático sino al hecho de que no son la file expresión mayoritaria de los votos de la familia perredeísta y ciudadanos independientes, sino de la influencia de otras fuerzas políticas interesadas en imponer el candidato del PRD.

Comisión Organizadora fue beligerante

Matizó que “en lugar de actuar como árbitros imparciales, la mayoría de la Comisión Nacional Organizadora se inclinó hacia un lado,  y adoptó la intolerancia y beligerancia como norma, respondiendo con negación de derecho a nuestros justos reclamos, enarbolados con decencia y ánimo de transparencia para obtener la verdad”.

Para el dirigente político resulta lamentable ver cómo en nuestro país las banderas de la verdad, la transparencia y la institucionalidad se quedan cada vez con menos defensores, imponiéndose un pragmatismo según el cual todo se vale.

Dijo que a lo largo del proceso ha defendido la verdad y la transparencia como la vía más digna, justa y ética en que debía basarse la unidad; “pero no siendo posible dicha vía,  al negársenos todos nuestros reclamos y derechos por parte de quienes debieron actuar como jueces y no lo hicieron, sólo me queda la vía del sacrificio, y la asumo con todas sus consecuencias, para no renunciar nunca al camino de la unidad de mi partido”.

Y acotó que “como me han negado la vía de la verdad y la transparencia, abrazo la del sacrificio, sin rencores, de corazón y a conciencia, como le correspondió actuar en su momento a José Francisco Peña Gómez”.

Resumió que al presentar su aspiración presidencial para el 2012, abrió su corazón a todos los perredeístas sin distinción de simpatías y que “al declinarla hoy en favor de la unidad, ofrezco mi experiencia, mis ideas, mis fuerzas y mis energías, como presidente del PRD y como militante, para que el partido alcance el poder”.

Vargas expuso que quienes se han erigido  en jueces de su conducta política pasan por alto el devenir del PRD en los últimos años en los que pacientemente y junto a muchos esforzados dirigentes de todo el país y las seccionales del exterior, trabajaron sin  cesar  en la reorganización del partido, severamente afectado por la humillante derrota del 2004.

Recordó que el PRD cayó en una de sus más profundas crisis,  no por luchas de tendencias o por candidaturas, sino por los devastadores resultados de esas elecciones nacionales, expresados en la desmoralización y frustración de la militancia.

A ese panorama desolador se sumaba la violación al principio de la no reelección, bandera fundamental del PRD en toda su historia, tantas veces enarbolada por nuestro inolvidable líder José Francisco Peña Gómez.

Contra ese abandono por sus masas, contra esa incredulidad en las posibilidades de redención del PRD, luchamos tesoneramente, hasta renovar el partido y devolverle la imagen, la credibilidad y el prestigio perdidos.

No pocos, entonces, agregó, consideraban a nuestro partido un desecho político, muchos se ocultaron y otros se avergonzaban de ser perredeístas, y muy pocos dimos el frente para reivindicar la grandeza de nuestra organización y su contribución a la democracia dominicana.

Pasó el balance de que “muchos se negaron a participar en aquella tarea de retomar la mística y el orgullo perredeísta, pues muchos fueron los llamados, y muy pocos los que quisieron integrarse al sacrificio y a la tarea de la reconstrucción partidaria, mientras otros incluso no volvieron a ser vistos durante años, precisamente durante todo el tiempo que tomó la reconstrucción del PRD.

Recordó la timidez con que los perredeístas comenzaron a buscar un nuevo liderazgo que los redimiera de la vergüenza y el desamparo, mientras el nuevo gobierno  surgido de aquellas elecciones se ensañaba contra todo lo que le oliera a perredeísmo, y las hordas peledeístas sacaban a nuestros compañeros de las oficinas públicas al influjo de la frase que los llevó al poder: ”E, Pa Fuera que van!”.

Enumeró que los locales del partido se quedaron vacíos y tal vez nunca  como entonces hizo tanta falta la voz y el carisma del líder que orientara a nuestra gente y reagrupara nuestras fuerzas históricas, pues “era un partido mirado con repulsión por quienes sentían que había desaprovechado la oportunidad del poder para  recomponer  la sociedad  dominicana”.

Elaboró que “fueron tiempos muy difíciles, y sin embargo, asumimos el reto, convencidos de que nuestro partido es indispensable para la construcción de una democracia de contenido social, y que se imponía reactivar ese espíritu de lucha, de constancia y disciplina que se forjó bajo el liderazgo de Peña”.

Dijo que en la carrera hacia las elecciones del 2008 nadie ignora el papel digno que jugamos en ellas, cuando a pesar de que el Estado se volcó con todos sus recursos para hacer posible la reelección de Leonel Fernández, obtuvimos el 41 por ciento de la votación.

“Frente a un panorama de esa magnitud, con evidencias claras de que el PRD estaba completamente recuperado,  en organización y en orgullo, el gobierno decidió poner en marcha una estrategia para evitar que nuestro proyecto lo barriera en las elecciones del 2012, iniciándose una artera conspiración desde el poder”, citó.

Un plan del gobierno

Dijo que debido a ese proceso de recuperación fue urdido un montaje que comenzó desde el proceso electoral del 2010 con la infiltración de nuestras filas, comprando dirigentes que se habían quedado rezagados., mientras otros se vendieron vulgarmente, aceptando las dádivas de un gobierno generoso con los fondos públicos y otros, los más impúdicos, se convirtieron en quintas columnas, operando desde nuestro partido a favor del gobierno y haciendo perder candidaturas legislativas y municipales a sus propios compañeros y compañeras.

Aún así, expuso Vargas, el PRD terminó siendo el partido más votado en las elecciones del año pasado, “y aunque la maniobra oficialista nos privó de legítimas representaciones senatoriales, es de conocimiento generalizado que en varias provincias ganamos limpiamente las elecciones”.

Ponderó que el viernes pasado quedó evidenciado uno de los beneficios del Acuerdo que en mayo del 2009 firmó con el Presidente de la República, relativo a la no reelección presidencial consecutiva como mandato constitucional, reivindicando una bandera de lucha de nuestro partido y nuestro líder inmortal, que limita espacio a la corrupción y el despilfarro de los recursos del estado, elimina la incertidumbre sobre la estabilidad macroeconómica durante los procesos electorales, crea oportunidades para  la alternabilidad y el surgimiento de nuevos liderazgos y contribuye al fortalecimiento de la institucionalidad democrática del país.



Miguel declina y apoyará candidatura de Hipólito Por Redacción    11 de Abr 2011 05:18 PM

Miguel Vargas anunció este lunes que declina su aspiración a ser el candidato del  PRD  para las elecciones del 2012, porque “la unidad del partido y la tranquilidad del país están por encima de cualquier pretensión personal”.


Dejó en claro que mantuvo su posición con altura y prudencia, demostrando la existencia de una confabulación de fuerzas internas y externas para despojarlo de sus derechos, pretendiéndose desmeritar sus reclamos y su historial de servicios  al partido y al país.


En su exposición ante la prensa y una amplia representación de su equipo político,  en el hotel Dominican Fiesta, Vargas advirtió que cuando han transcurrido un mes y 5 días de la convención del 6 de marzo que debió elegir con normalidad a su candidato presidencial, el Partido Revolucionario Dominicano vive hoy una situación muy delicada, “y es tiempo de poner punto final a la crisis, de procurar el entendimiento y la unificación interna”.



“Aunque sé que los resultados anunciados no se corresponden con la expresión de la voluntad mayoritaria de los perredeístas y ciudadanos independientes, no voy a ser un obstáculo para que el partido se reencuentre a sí mismo y participe exitosamente en las elecciones de mayo del 2012”, expresó Vargas.



Invitó a sus seguidores a colaborar sin rencores y con desprendimiento “para que nuestro partido y el compañero Hipólito Mejía alcancen el poder en las próximas elecciones”, pues “ahora más que nunca estamos obligados a continuar trabajando por un PRD fuerte, más democrático y transparente”, ya que “el PRD es el hogar de todos!”


Especificó que  no pide nada a cambio para él, que “no he solicitado ni aspiro a la candidatura vicepresidencial ni a un cargo en un posible gobierno del PRD, no reclamo la extensión de mi mandato como presidente del partido,  ni la nominación previa de la candidatura presidencial para el 2016”.



Y aclaró que todas las posiciones que ha ostentado en el PRD las ha ganado con el apoyo mayoritario de sus compañeros y compañeras de partido, y así será siempre y que continuará ejerciendo su posición de presidente del PRD, para contribuir desde ahí con el interés nacional como único norte.

No hay acuerdo post convención .


“Es oportuno precisar que no ha habido ningún acuerdo posterior a la convención, me acojo únicamente a lo establecido en el Pacto de Compañeros suscrito el tres de marzo, en el que nos comprometimos con la aplicación de la proporcionalidad, sustentado en los estatutos del partido, a la que tienen derecho adquirido los dirigentes y estructuras de nuestro proyecto. De esos derechos, me constituyo en garante”, subrayó.


Precisó además que seguirá dirigiendo el partido bajo el imperio de la institucionalidad, “que es innegociable, junto a mis compañeros de la dirección nacional, hasta el año 2013, y anuncio a mis seguidores y a todo el país que nada ni nadie nos apartará del camino que nos hemos trazado, de luchar hasta lograr el establecimiento de un gobierno que garantice el derecho a la igualdad de todos los dominicanos”.


Tuvo palabras de agradecimiento “por el apoyo de quienes votaron por mí en la convención pasada, y saludo también la participación de los perredeístas que optaron por la otra candidatura”.


Argumentó que sus cuestionamiento a los resultados viciados de la Convención no se deben a insensatez o a falta de espíritu democrático sino al hecho de que no son la file expresión mayoritaria de los votos de la familia perredeísta y ciudadanos independientes, sino de la influencia de otras fuerzas políticas interesadas en imponer el candidato del PRD.


Comisión Organizadora fue beligerante

Matizó que “en lugar de actuar como árbitros imparciales, la mayoría de la Comisión Nacional Organizadora se inclinó hacia un lado,  y adoptó la intolerancia y beligerancia como norma, respondiendo con negación de derecho a nuestros justos reclamos, enarbolados con decencia y ánimo de transparencia para obtener la verdad”.


Para el dirigente político resulta lamentable ver cómo en nuestro país las banderas de la verdad, la transparencia y la institucionalidad se quedan cada vez con menos defensores, imponiéndose un pragmatismo según el cual todo se vale.


Dijo que a lo largo del proceso ha defendido la verdad y la transparencia como la vía más digna, justa y ética en que debía basarse la unidad; “pero no siendo posible dicha vía,  al negársenos todos nuestros reclamos y derechos por parte de quienes debieron actuar como jueces y no lo hicieron, sólo me queda la vía del sacrificio, y la asumo con todas sus consecuencias, para no renunciar nunca al camino de la unidad de mi partido”.

Y acotó que “como me han negado la vía de la verdad y la transparencia, abrazo la del sacrificio, sin rencores, de corazón y a conciencia, como le correspondió actuar en su momento a José Francisco Peña Gómez”.


Resumió que al presentar su aspiración presidencial para el 2012, abrió su corazón a todos los perredeístas sin distinción de simpatías y que “al declinarla hoy en favor de la unidad, ofrezco mi
experiencia, mis ideas, mis fuerzas y mis energías, como presidente del PRD y como militante, para que el partido alcance el poder”.


Vargas expuso que quienes se han erigido  en jueces de su conducta política pasan por alto el devenir del PRD en los últimos años en los que pacientemente y junto a muchos esforzados dirigentes de todo el país y las seccionales del exterior, trabajaron sin  cesar  en la reorganización del partido, severamente afectado por la humillante derrota del 2004.


Recordó que el PRD cayó en una de sus más profundas crisis,  no por luchas de tendencias o por candidaturas, sino por los devastadores resultados de esas elecciones nacionales, expresados en la desmoralización y frustración de la militancia.

A ese panorama desolador se sumaba la violación al principio de la no reelección, bandera fundamental del PRD en toda su historia, tantas veces enarbolada por nuestro inolvidable líder José Francisco Peña Gómez.


Contra ese abandono por sus masas, contra esa incredulidad en las posibilidades de redención del PRD, luchamos tesoneramente, hasta renovar el partido y devolverle la imagen, la credibilidad y el prestigio perdidos.

No pocos, entonces, agregó, consideraban a nuestro partido un desecho político, muchos se ocultaron y otros se avergonzaban de ser perredeístas, y muy pocos dimos el frente para reivindicar la grandeza de nuestra organización y su contribución a la democracia dominicana.


Pasó el balance de que “muchos se negaron a participar en aquella tarea de retomar la mística y el orgullo perredeísta, pues muchos fueron los llamados, y muy pocos los que quisieron integrarse al sacrificio y a la tarea de la reconstrucción partidaria, mientras otros incluso no volvieron a ser vistos durante años, precisamente durante todo el tiempo que tomó la reconstrucción del PRD.


Recordó la timidez con que los perredeístas comenzaron a buscar un nuevo liderazgo que los redimiera de la vergüenza y el desamparo, mientras el nuevo gobierno  surgido de aquellas elecciones se ensañaba contra todo lo que le oliera a perredeísmo, y las hordas peledeístas sacaban a nuestros compañeros de las oficinas públicas al influjo de la frase que los llevó al poder: ”E, Pa Fuera que van!”.


Enumeró que los locales del partido se quedaron vacíos y tal vez nunca  como entonces hizo tanta falta la voz y el carisma del líder que orientara a nuestra gente y reagrupara nuestras fuerzas históricas, pues “era un partido mirado con repulsión por quienes sentían que había desaprovechado la oportunidad del poder para  recomponer  la sociedad  dominicana”.


Elaboró que “fueron tiempos muy difíciles, y sin embargo, asumimos el reto, convencidos de que nuestro partido es indispensable para la construcción de una democracia de contenido social, y que se imponía reactivar ese espíritu de lucha, de constancia y disciplina que se forjó bajo el liderazgo de Peña”.


Dijo que en la carrera hacia las elecciones del 2008 nadie ignora el papel digno que jugamos en ellas, cuando a pesar de que el Estado se volcó con todos sus recursos para hacer posible la reelección de Leonel Fernández, obtuvimos el 41 por ciento de la votación.


“Frente a un panorama de esa magnitud, con evidencias claras de que el PRD estaba completamente recuperado,  en organización y en orgullo, el gobierno decidió poner en marcha una estrategia para evitar que nuestro proyecto lo barriera en las elecciones del 2012, iniciándose una artera conspiración desde el poder”, citó.


Un plan del gobierno

Dijo que debido a ese proceso de recuperación fue urdido un montaje que comenzó desde el proceso electoral del 2010 con la infiltración de nuestras filas, comprando dirigentes que se habían quedado rezagados., mientras otros se vendieron vulgarmente, aceptando las dádivas de un gobierno generoso con los fondos públicos y otros, los más impúdicos, se convirtieron en quintas columnas, operando desde nuestro partido a favor del gobierno y haciendo perder candidaturas legislativas y municipales a sus propios compañeros y compañeras.

Aún así, expuso Vargas, el PRD terminó siendo el partido más votado en las elecciones del año pasado, “y aunque la maniobra oficialista nos privó de legítimas representaciones senatoriales, es de conocimiento generalizado que en varias provincias ganamos limpiamente las elecciones”.

Ponderó que el viernes pasado quedó evidenciado uno de los beneficios del Acuerdo que en mayo del 2009 firmó con el Presidente de la República, relativo a la no reelección presidencial consecutiva como mandato constitucional, reivindicando una bandera de lucha de nuestro partido y nuestro líder inmortal, que limita espacio a la corrupción y el despilfarro de los recursos del estado, elimina la incertidumbre sobre la estabilidad macroeconómica durante los procesos electorales, crea oportunidades para  la alternabilidad y el surgimiento de nuevos liderazgos y contribuye al fortalecimiento de la institucionalidad democrática del país.


Vargas dice declina en aras de unidad; pide seguidores apoyar a Hipólito sin rencor

Vargas preparó un discurso para ser pronunciado en una reunión de esta tarde ante cientos de sus seguidores.
Invitó a sus seguidores a colaborar "con desprendimiento“ para que el PRD e Hipólito Mejía conquisten el poder - Aclara que no ha habido negociaciones ni acuerdos - Mantiene críticas a la CNO
SANTO DOMINGO, República Dominicana.-

El ingeniero Miguel Vargas anunció este lunes que declina su "legítima aspiración" a ser el candidato del Partido Revolucionario Dominicano (PRD)  para las elecciones del 2012.

Invitó a sus seguidores a colaborar sin rencores y con desprendimiento “para que nuestro partido y el compañero Hipólito Mejía alcancen el poder en las próximas elecciones”, pues “ahora más que nunca estamos obligados a continuar trabajando por un PRD fuerte, más democrático y transparente”, ya que “el PRD es el hogar de todos!”

Indicó que ha decidido cambiar de actitud "porque la unidad del partido y la tranquilidad del país están por encima de cualquier pretensión personal, y tiene que ser así para todo ciudadano motivado por una vocación de servicio a la sociedad”.

Dejó en claro que mantuvo su posición con altura y prudencia, demostrando la existencia "de una confabulación de fuerzas internas y externas para despojarlo de sus derechos, pretendiéndose desmeritar sus reclamos y su historial de servicios  al partido y al país".

Estos criterios están contenidos en un discurso que preparó para ser leído esta tarde en una reunión ante cientos de seguidores en el hotel Dominican Fiesta.  ALMOMENTO.NET tuvo acceso al mismo de manera previa.

No va a ser "obstáculo" ni aspira a nada

En su exposición ante la prensa y una amplia representación de su equipo político,  en el hotel Dominican Fiesta, Vargas advirtió que cuando han transcurrido un mes y 5 días de la convención del 6 de marzo que debió elegir con normalidad a sucandidato presidencial, el PRD vive una situación muy delicada “y es tiempo de poner punto final a la crisis, de procurar el entendimiento y la unificación interna”.

“Aunque sé que los resultados anunciados no se corresponden con la expresión de la voluntad mayoritaria de los perredeístas y ciudadanos independientes, no voy a ser un obstáculo para que el partido se reencuentre a sí mismo y participe exitosamente en las elecciones de mayo del 2012”, expresó Vargas.

Invitó a sus seguidores a colaborar sin rencores y con desprendimiento “para que nuestro partido y el compañero Hipólito Mejía alcancen el poder en las próximas elecciones”, pues “ahora más que nunca estamos obligados a continuar trabajando por un PRD fuerte, más democrático y transparente”, ya que “el PRD es el hogar de todos!”

Especificó que  no pide nada a cambio para él, que no ha  solicitado ni aspira a la candidatura vicepresidencial ni a un cargo en un posible gobierno del PRD. Tampoco reclama la extensión de su mandato como presidentedel partido,  ni la nominación previa de la candidatura presidencial para el 2016, aclaró.

Dijo que todas las posiciones que ha ostentado en el PRD las ha ganado con el apoyo mayoritario de sus compañeros y compañeras de partido, y así será siempre por lo que continuará ejerciendo su posición de presidente del PRD, para contribuir desde ahí con el interés nacional como único norte.
No hay acuerdo post convención

“Es oportuno precisar que no ha habido ningún acuerdo posterior a la convención;  me acojo únicamente a lo establecido en el Pacto de Compañeros suscrito el tres de marzo, en el que nos comprometimos con la aplicación de la proporcionalidad, sustentado en los estatutos del partido, ala que tienen derecho adquirido los dirigentes y estructuras de nuestro proyecto. De esos derechos, me constituyo en garante”, subrayó.
Precisó además que seguirá dirigiendo el partido bajo el imperio de la institucionalidad, “que es innegociable, junto a mis compañeros de la dirección nacional, hasta el año 2013".

En tal virtud, dijo que anuncia a sus seguidores y a todo el país que nada ni nadie le  apartará del camino que se ha trazado, de luchar hasta lograr el establecimiento de un gobierno que garantice el derecho a la igualdad de todos los dominicanos”.
Tuvo palabras de agradecimiento “por el apoyo de quienes votaron por él en la convención pasada, y saludó también la participaciónde los perredeístas que optaron por "la otra candidatura”.

Mantiene críticas a la CNO

Argumentó que sus cuestionamiento a los resultados "viciados" de la Convención no se deben a insensatez o a falta de espíritu democrático sino al hecho de que no son la file expresión mayoritaria de los votos de la familia perredeísta y ciudadanos independientes, sino de la influencia de otras fuerzas políticas interesadas en imponer el candidato del PRD.
Alegó que “en lugar de actuar como árbitros imparciales, la mayoría de la Comisión Nacional Organizadora se inclinó hacia un lado,  y adoptó la intolerancia y beligerancia como norma, respondiendo con negación de derecho a nuestros justos reclamos, enarbolados con decencia y ánimo de transparencia para obtener la verdad”.

Para el dirigente político resulta lamentable ver cómo en nuestro país las banderas de la verdad, la transparencia y la institucionalidad se quedan cada vez con menos defensores, imponiéndose un pragmatismo según el cual todo se vale.
Resumió que al presentar su aspiración presidencial para el 2012, abrió su corazón a todos los perredeístas sin distinción de simpatías y que “al declinarla hoy en favor de la unidad, ofrezce su experiencia,  ideas,  fuerzas y energías, como presidente del PRD y como militante, para que el partido alcance el poder.


DISCURSO HON. ING. MIGUEL VARGAS M, EN LA JURAMENTACION DEL ING. HIPOLITO MEJIA A LA CANDIDATURA PRESIDENCIAL


DISCURSO DEL HON. ING. MIGUEL VARGAS MALDONADO, PRESIDENTE PRD, EN LA PROCLAMACION OFICIAL DE HIPOLITO MEJIA COMO CANDIDATO A LAby Enildo Rodriguez on Wednesday, May 11, 2011 at 11:25am


Apreciados compañeros y compañeras:

Arribamos hoy a un trascendente momento en la vida de nuestro Partido Revolucionario Dominicano, con la celebración de esta Convención Nacional de Delegados que oficializa la candidatura presidencial del compañero Hipólito Mejía para las elecciones del próximo año.

Saludo con elevado espíritu fraterno la presencia de los delegados y delegadas de todos los organismos partidarios, de acuerdo al ordenamiento institucional establecido en nuestros estatutos.

Estamos demostrando hoy de nuevo la vitalidad y fortaleza que refleja el PRD, tras recuperar su condición de principal fuerza política de la República Dominicana.

Gracias a esa recuperación, el jacho prendío y la bandera blanca de la esperanza estarán en la casilla número uno de la boleta que marcarán las y los electores en los comicios del próximo año.

Aquí está el PRD, decidido a darle una merecida victoria al pueblo dominicano, a las mujeres, a la juventud, a la clase media, a los productores del campo y la ciudad, a todo un pueblo cansado ya de ser el gran ausente en las prioridades de los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana.

En mi condición de presidente del partido hago un llamado a todos los perredeístas a integrarse con dedicación al trabajo tesonero para garantizar la victoria de nuestros candidatos a la presidencia y vicepresidencia de la República.

A partir de este momento histórico, no hay espacio ni tiempo para otra cosa que no sea el trabajo unificador de nuestras propias fuerzas y las de todos los dominicanos y dominicanas hastiados de la incapacidad del gobierno del PLD para hacer frente a los muchos y grandes problemas que nos afectan.

En la antesala de una próxima gestión gubernamental del PRD, tengo el deber de reivindicar las históricas banderas de lucha que definen la identidad y el perfil socialdemócrata de nuestra querida organización política, cimentados en sus compromisos con la gente.

El próximo gobierno perredeísta debe asumir con voluntad política y responsabilidad un real ejercicio de la democracia, fortaleciendo la institucionalidad, reorientando la inversión pública hacia la equidad y la solidaridad, características distintivas del gobierno compartido con que identificó su plataforma programática nuestro inolvidable líder, el doctor José Francisco Peña Gómez. Esas banderas deben ser materializadas a través de políticas públicas como la inversión del 4% del Producto Interno Bruto en una estrategia educativa de calidad.

En dar plena vigencia a la Ley General de Salud para que dé paso a la creación de un efectivo Sistema Nacional de Salud, y hacer también una realidad la Ley de Seguridad Social.

Tras dos períodos consecutivos de gobierno, el PLD ha tenido otras prioridades, pero se ha olvidado del desarrollo de la gente.

Por el bienestar y la prosperidad de la gente, y la modernización y el desarrollo del país, estamos seguros de que el próximo gobierno del PRD se empleará a fondo para materializar, junto a la iniciativa privada, una efectiva estrategia para darle competitividad a la economía nacional, y desarrollar políticas y programas que garanticen la seguridad jurídica.

Asimismo, debe ser compromiso de la próxima gestión gubernamental perredeista enfrentar la violencia, la delincuencia y el narcotráfico, y desarrollar políticas y programas que garanticen la seguridad ciudadana.

En nombre y representación del partido, pongo en las manos de nuestro candidato esas innegociables banderas sobre las cuales no podemos fallarle a la sociedad dominicana.

De manera personal garantizo que haré todo cuanto esté a mi alcance para contribuir a la victoria de mi partido, el único partido al que he pertenecido, el único por el que he votado, la organización que amo profundamente.



Finalmente, y para seguir contribuyendo con el fortalecimiento de la unidad y el triunfo del PRD en las próximas elecciones, propongo a esta asamblea aprobar una amnistía general para todos los compañeros y compañeras que hayan sido expulsados de nuestra organización política por diferentes razones y circunstancias, incluyendo la del doctor Emmanuel Esquea Guerrero.



Quienes estén de acuerdo con esta resolución, por favor levanten su mano:

¡Qué viva la memoria histórica de José Francisco Peña Gómez!

¡Qué viva el Partido Revolucionario Dominicano!

¡Qué Dios bendiga a nuestro pueblo!



Palacio de los Deportes, Santo Domingo.

8 de mayo, 2011.

UN MES ANTES SE PRONUNCIÓ ANTE SU PARTIDO DESAHOGANDOSE DE TODO PREJUICIO Y CULPA POR LA CRONICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA .
Vargas Maldonado reconoce triunfo de Hipólito Mejía
Dice que se sacrifica por la unidad del PRD
 LA DECISION HECHA POR EL ING. MIGUEL VARGAS  AYER HA SALVADO AL PRD, PROYECTA SU LIDERAZGO,Y ALLANA EL CAMINO PARA GANAR EL 2012
Miguel Vargas Maldonado
SANTO DOMINGO.-El ingeniero Miguel Vargas Maldonado acaba de  reconocer el triunfo  de Hipolito Mejía en la convencion del dia 6 de  marzo, porque "la unidad del partido y la tranquilidad del país están por encima de cualquier pretensión personal, y tiene que ser así para todo ciudadano motivado por una vocación de servicio a la sociedad".

Dijo que mantuvo su posición con altura y prudencia, demostrando la existencia de una confabulación de fuerzas internas y externas para despojarlo de sus derechos, pretendiéndose desmeritar sus reclamos y su historial de servicios al partido y al país.

En su exposición ante la prensa y una amplia representación de su equipo político, en el Hotel Dominican Fiesta, Vargas advirtió que cuando han transcurrido un mes y 5 días de la convención del 6 de marzo que debió elegir con normalidad a su candidato presidencial, el Partido Revolucionario Dominicano vive hoy una situación muy delicada, "y es tiempo de poner punto final a la crisis, de procurar el entendimiento y la unificación interna".

"Aunque sé que los resultados anunciados no se corresponden con la expresión de la voluntad mayoritaria de los perredeístas y ciudadanos independientes, no voy a ser un obstáculo para que el partido se reencuentre a sí mismo y participe exitosamente en las elecciones de mayo del 2012", expresó Vargas.

Invitó a sus seguidores a colaborar sin rencores y con desprendimiento "para que nuestro partido y el compañero Hipólito Mejía alcancen el poder en las próximas elecciones", pues "ahora más que nunca estamos obligados a continuar trabajando por un PRD fuerte, más democrático y transparente", ya que "el PRD es el hogar de todos!"

Especificó que no pide nada a cambio para él, que "no he solicitado ni aspiro a la candidatura vicepresidencial ni a un cargo en un posible gobierno del PRD, no reclamo la extensión de mi mandato como presidente del partido, ni la nominación previa de la candidatura presidencial para el 2016".

No hay acuerdo post convención

"Es oportuno precisar que no ha habido ningún acuerdo posterior a la convención, me acojo únicamente a lo establecido en el Pacto de Compañeros suscrito el tres de marzo, en el que nos comprometimos con la aplicación de la proporcionalidad, sustentado en los estatutos del partido, a la que tienen derecho adquirido los dirigentes y estructuras de nuestro proyecto. De esos derechos, me constituyo en garante", subrayó.

Precisó además que seguirá dirigiendo el partido bajo el imperio de la institucionalidad, "que es innegociable, junto a mis compañeros de la dirección nacional, hasta el año 2013, y anuncio a mis seguidores y a todo el país que nada ni nadie nos apartará del camino que nos hemos trazado, de luchar hasta lograr el establecimiento de un gobierno que garantice el derecho a la igualdad de todos los dominicanos".

Tuvo palabras de agradecimiento "por el apoyo de quienes votaron por mí en la convención pasada, y saludo también la participación de los perredeístas que optaron por la otra candidatura".

Argumentó que sus cuestionamiento a los resultados viciados de la Convención no se deben a insensatez o a falta de espíritu democrático sino al hecho de que no son la file expresión mayoritaria de los votos de la familia perredeísta y ciudadanos independientes, sino de la influencia de otras fuerzas políticas interesadas en imponer el candidato del PRD.

Matizó que "en lugar de actuar como árbitros imparciales, la mayoría de la Comisión Nacional Organizadora se inclinó hacia un lado, y adoptó la intolerancia y beligerancia como norma, respondiendo con negación de derecho a nuestros justos reclamos, enarbolados con decencia y ánimo de transparencia para obtener la verdad".

Para el dirigente político resulta lamentable ver cómo en nuestro país las banderas de la verdad, la transparencia y la institucionalidad se quedan cada vez con menos defensores, imponiéndose un pragmatismo según el cual todo se vale.

Dijo que a lo largo del proceso ha defendido la verdad y la transparencia como la vía más digna, justa y ética en que debía basarse la unidad; "pero no siendo posible dicha vía, al negársenos todos nuestros reclamos y derechos por parte de quienes debieron actuar como jueces y no lo hicieron, sólo me queda la vía del sacrificio, y la asumo con todas sus consecuencias, para no renunciar nunca al camino de la unidad de mi partido".

Y acotó que "como me han negado la vía de la verdad y la transparencia, abrazo la del sacrificio, sin rencores, de corazón y a conciencia, como le correspondió actuar en su momento a José Francisco Peña Gómez".

Resumió que al presentar su aspiración presidencial para el 2012, abrió su corazón a todos los perredeístas sin distinción de simpatías y que "al declinarla hoy en favor de la unidad, ofrezco mi experiencia, mis ideas, mis fuerzas y mis energías, como presidente del PRD y como militante, para que el partido alcance el poder".

Vargas expuso que quienes se han erigido en jueces de su conducta política pasan por alto el devenir del PRD en los últimos años en los que pacientemente y junto a muchos esforzados dirigentes de todo el país y las seccionales del exterior, trabajaron sin cesar en la reorganización del partido, severamente afectado por la humillante derrota del 2004.

Recordó que el PRD cayó en una de sus más profundas crisis, no por luchas de tendencias o por candidaturas, sino por los devastadores resultados de esas elecciones nacionales, expresados en la desmoralización y frustración de la militancia.

A ese panorama desolador-expuso- se sumaba la violación al principio de la no reelección, bandera fundamental del PRD en toda su historia, tantas veces enarbolada por nuestro inolvidable líder José Francisco Peña Gómez.
Invita perredeistas colaborar con ex presidente
Sin exigir nada a cambio, MMV reconoce triunfo HM

El ingeniero Miguel Vargas Maldonado reconoció este lunes la candidatura presidencial del ex presidente Hipólito Mejía, por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), para los comicios del 2012, sin pedir nada para él, ni sus seguidores, con lo que se le pone fin la crisis que afecta a esa organización política luego de la convención del pasado 6 de marzo. Invitó a sus seguidores a colaborar sin rencores y con desprendimiento para que el PRD y su candidato Hipólito Mejía alcancen el poder en las próximas elecciones, ya que ahora más que nunca estamos obligados a continuar trabajando por un PRD fuerte, más democrático y transparente.
 Anunció que declina su legítima aspiración a ser el candidato del PRD para las elecciones del 2012, porque la unidad del partido y la tranquilidad del país están por encima de cualquier pretensión personal, y tiene que ser así para todo ciudadano motivado por una vocación de servicio a la sociedad.

Estableció que mantuvo su posición con altura y prudencia, demostrando la existencia de una confabulación de fuerzas internas y externas para despojarlo de sus derechos, pretendiéndose desmeritar sus reclamos y su historial de servicios  al partido y al país.

Vargas Maldonado se expresó en estos términos durante un discurso en el hotel Dominican Fiesta en presencia de una amplia representación  de su equipo político.

Dijo que el PRD vive una situación muy delicada luego de haber transcurrido un mes y 5 días de la convención del 6 de marzo que debió elegir con normalidad a su candidato presidencial, por lo que “es tiempo de poner punto final a la crisis, de procurar el entendimiento y la unificación interna”.

Advirtió que aunque los resultados anunciados no se corresponden con la expresión de la voluntad mayoritaria de los perredeístas y ciudadanos independientes, no se convertirá en un obstáculo para que el partido se reencuentre a sí mismo y participe exitosamente en las elecciones de mayo del 2012”.

Vargas Maldondo aclaró que no pide nada a cambio para él, que “no he solicitado ni aspiro a la candidatura vicepresidencial ni a un cargo en un posible gobierno del PRD, no reclamo la extensión de mi mandato como presidente del partido, ni la nominación previa de la candidatura presidencial para el 2016”.

Especificó que todas las posiciones que ha ostentado en el PRD las ha ganado con el apoyo mayoritario de sus compañeros y compañeras de partido, y así será siempre y que continuará ejerciendo su posición de presidente del PRD, para contribuir desde ahí con el interés nacional como único norte.

 No hay acuerdo post convención  Precisó que no ha habido ningún acuerdo posterior a la convención, y que se acoge únicamente a lo establecido en el Pacto de Compañeros suscrito el tres de marzo, en el que nos comprometimos con la aplicación de la proporcionalidad, sustentado en los estatutos del partido, a la que tienen derecho adquirido los dirigentes y estructuras de nuestro proyecto.

De esos derechos, me constituyo en garante”Subrayó además que seguirá dirigiendo el PRD bajo el imperio de la institucionalidad, que “es innegociable, junto a mis compañeros de la dirección nacional, hasta el año 2013, y anuncio a mis seguidores y a todo el país que nada ni nadie nos apartará del camino que nos hemos trazado, de luchar hasta lograr el establecimiento de un gobierno que garantice el derecho a la igualdad de todos los dominicanos”

.Agradeció a sus compañeros en el partido “por el apoyo de quienes votaron por mí en la convención pasada, y saludo también la participación de los perredeístas que optaron por la otra candidatura”.

Manifestó que sus cuestionamiento a los resultados viciados de la Convención no se deben a insensatez o a falta de espíritu democrático, sino al hecho de que no son la file expresión mayoritaria de los votos de la familia perredeísta y ciudadanos independientes, sino de la influencia de otras fuerzas políticas interesadas en imponer el candidato del PRD.
DICE CON FUE BELIGERANTEAcusó a la Comisión Nacional Organizadora (CON), del PRD de inclinarse hacia un lado en el proceso interno, “en lugar de actuar como árbitros imparciales”.Agregó que la CON adoptó la intolerancia y beligerancia como norma, respondiendo con negación de derecho a sus justos reclamos, los que fueron enarbolados con decencia y ánimo de transparencia para obtener la verdad.
Dijo que lamentable ver cómo en el país las banderas de la verdad, la transparencia y la institucionalidad se quedan cada vez con menos defensores, imponiéndose un pragmatismo según el cual todo se vale.
Afirmó que a lo largo del proceso ha defendido la verdad y la transparencia como la vía más digna, justa y ética en que debía basarse la unidad; pero no siendo posible dicha vía,  al negársele todos sus reclamos y derechos por parte de quienes debieron actuar como jueces y no lo hicieron, “sólo me queda la vía del sacrificio, y la asumo con todas sus consecuencias, para no renunciar nunca al camino de la unidad de mi partido”.

“Como me han negado la vía de la verdad y la transparencia, abrazo la del sacrificio, sin rencores, de corazón y a conciencia, como le correspondió actuar en su momento a José Francisco Peña Gómez”, significó Vargas Maldonado.Vargas expresó que quienes se han erigido  en jueces de su conducta política pasan por alto el devenir del PRD en los últimos años en los que pacientemente y junto a muchos esforzados dirigentes de todo el país y las seccionales del exterior, trabajaron sin  cesar  en la reorganización del partido, severamente afectado por la humillante derrota del 2004.

Rememoró que el PRD cayó en una de sus más profundas crisis,  no por luchas de tendencias o por candidaturas, sino por los devastadores resultados de esas elecciones nacionales, expresados en la desmoralización y frustración de la militancia.
Y que a ese panorama desolador se sumaba la violación al principio de la no reelección, bandera fundamental del PRD en toda su historia, tantas veces enarbolada por el doctor  José Francisco Peña Gómez.

Puso de relieve que “muchos se negaron a participar en aquella tarea de retomar la mística y el orgullo perredeísta, pues muchos fueron los llamados, y muy pocos los que quisieron integrarse al sacrificio y a la tarea de la reconstrucción partidaria, mientras otros incluso no volvieron a ser vistos durante años, precisamente durante todo el tiempo que tomó la reconstrucción del PRD”.

Trajó a colación la timidez con que los perredeístas comenzaron a buscar un nuevo liderazgo que los redimiera de la vergüenza y el desamparo, mientras el nuevo gobierno  surgido de aquellas elecciones se ensañaba contra todo lo que le oliera a perredeísmo, y las hordas peledeístas sacaban a nuestros compañeros de las oficinas públicas al influjo de la frase que los llevó al poder: ”E, Pa Fuera que van!”.Enumeró que los locales del partido se quedaron vacíos y tal vez nunca como entonces hizo tanta falta la voz y el carisma del líder que orientara a nuestra gente y reagrupara nuestras fuerzas históricas, pues “era un partido mirado con repulsión por quienes sentían que había desaprovechado la oportunidad del poder para  recomponer  la sociedad  dominicana”.

 Un plan del gobiernoDijo que debido a ese proceso de recuperación fue urdido un montaje que comenzó desde el proceso electoral del 2010 con la infiltración de nuestras filas, comprando dirigentes que se habían quedado rezagados., mientras otros se vendieron vulgarmente, aceptando las dádivas de un gobierno generoso con los fondos públicos y otros, los más impúdicos, se convirtieron en quintas columnas, operando desde nuestro partido a favor del gobierno y haciendo perder candidaturas legislativas y municipales a sus propios compañeros y compañeras.
Vargas, expresó que aun en esa situación el PRD terminó siendo el partido más votado en las elecciones del año pasado, “y aunque la maniobra oficialista nos privó de legítimas representaciones senatoriales, es de conocimiento generalizado que en varias provincias ganamos limpiamente las elecciones”. Ponderó que el viernes pasado quedó evidenciado uno de los beneficios del Acuerdo que en mayo del 2009 firmó con el Presidente de la República, relativo a la no reelección presidencial consecutiva como mandato constitucional, reivindicando una bandera de lucha de nuestro partido y nuestro líder inmortal, que limita espacio a la corrupción y el despilfarro de los recursos del estado, elimina la incertidumbre sobre la estabilidad macroeconómica durante los procesos electorales, crea oportunidades para  la alternabilidad y el surgimiento de nuevos liderazgos y contribuye al fortalecimiento de la institucionalidad democrática del país.
Miguel Vargas reconoce candidatura de Hipólito Mejía

SANTO DOMINGO.-
11deAbril 2011

El ingeniero Miguel Vargas Maldonado reconoció este lunes la candidatura presidencial del ex presidente Hipólito Mejía, por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), para los comicios del 2012, con lo que se le pone fin la crisis que a esa organización política luego de la convención del pasado 6 de marzo.
Invitó a sus seguidores a colaborar sin rencores y con desprendimiento para que el PRD y su candidato Hipólito Mejía alcancen el poder en las próximas elecciones, pues ahora más que nunca estamos obligados a continuar trabajando por un PRD fuerte, más democrático y transparente. Anunció que declina su legítima aspiración a ser el candidato del PRD  para las elecciones del 2012, porque la unidad del partido y la tranquilidad del país están por encima de cualquier pretensión personal,y tiene que ser así para todo ciudadano motivado por una vocación de servicio a la sociedad.
Estableció que mantuvo su posición con altura y prudencia, demostrando la existencia de una confabulación de fuerzas internas y externas para despojarlo de sus derechos, pretendiéndose desmeritar sus reclamos y su historial de servicios  al partido y al país.

Vargas Maldonado se expresó en estos términos en su exposición ante la prensa y una amplia representación de su equipo político,  en el hotel Dominican Fiesta.
Vargas advirtió que cuando han transcurrido un mes y 5 días de la convención del 6 de marzo que debió elegir con normalidad a su candidato presidencial, el PRD vive hoy una situación muy delicada, “y es tiempo de poner punto final a la crisis, de procurar el entendimiento y la unificación interna”.

“Aunque sé que los resultados anunciados no se corresponden con la expresión de la voluntad mayoritaria de los perredeístas y ciudadanos independientes, no voy a ser un obstáculo para que el partido se reencuentre a sí mismo y participe exitosamente en las elecciones de mayo del 2012”, expresó Vargas.

Invitó a sus seguidores a colaborar sin rencores y con desprendimiento “para que nuestro partido y el compañero Hipólito Mejía alcancen el poder en las próximas elecciones”, pues “ahora más que nunca estamos obligados a continuar trabajando por un PRD fuerte, más democrático y transparente”, ya que “el PRD es el hogar de todos!”

Especificó que  no pide nada a cambio para él, que “no he solicitado ni aspiro a la candidatura vicepresidencial ni a un cargo en un posible gobierno del PRD, no reclamo la extensión de mi mandato como presidente del partido,  ni la nominación previa de la candidatura presidencial para el 2016”.

Y aclaró que todas las posiciones que ha ostentado en el PRD las ha ganado con el apoyo mayoritario de sus compañeros y compañeras de partido, y así será siempre y que continuará ejerciendo su posición de presidente del PRD, para contribuir desde ahí con el interés nacional como único norte.

No hay acuerdo post convención

“Es oportuno precisar que no ha habido ningún acuerdo posterior a la convención, me acojo únicamente a lo establecido en el Pacto de Compañeros suscrito el tres de marzo, en el que nos comprometimos con la aplicación de la proporcionalidad, sustentado en los estatutos del partido, a la que tienen derecho adquirido los dirigentes y estructuras de nuestro proyecto. De esos derechos, me constituyo en garante”, subrayó.

Precisó además que seguirá dirigiendo el partido bajo el imperio de la institucionalidad, “que es innegociable, junto a mis compañeros de la dirección nacional, hasta el año 2013, y anuncio a mis seguidores y a todo el país que nada ni nadie nos apartará del camino que nos hemos trazado, de luchar hasta lograr el establecimiento de un gobierno que garantice el derecho a la igualdad de todos los dominicanos”.

Tuvo palabras de agradecimiento “por el apoyo de quienes votaron por mí en la convención pasada, y saludo también la participación de los perredeístas que optaron por la otra candidatura”.

Argumentó que sus cuestionamiento a los resultados viciados de la Convención no se deben a insensatez o a falta de espíritu democrático sino al hecho de que no son la file expresión mayoritaria de los votos de la familia perredeísta y ciudadanos independientes, sino de la influencia de otras fuerzas políticas interesadas en imponer el candidato del PRD.

Comisión Organizadora fue beligerante

Matizó que “en lugar de actuar como árbitros imparciales, la mayoría de la Comisión Nacional Organizadora se inclinó hacia un lado,  y adoptó la intolerancia y beligerancia como norma, respondiendo con negación de derecho a nuestros justos reclamos, enarbolados con decencia y ánimo de transparencia para obtener la verdad”.

Para el dirigente político resulta lamentable ver cómo en nuestro país las banderas de la verdad, la transparencia y la institucionalidad se quedan cada vez con menos defensores, imponiéndose un pragmatismo según el cual todo se vale.

Dijo que a lo largo del proceso ha defendido la verdad y la transparencia como la vía más digna, justa y ética en que debía basarse la unidad; “pero no siendo posible dicha vía,  al negársenos todos nuestros reclamos y derechos por parte de quienes debieron actuar como jueces y no lo hicieron, sólo me queda la vía del sacrificio, y la asumo con todas sus consecuencias, para no renunciar nunca al camino de la unidad de mi partido”.

Y acotó que “como me han negado la vía de la verdad y la transparencia, abrazo la del sacrificio, sin rencores, de corazón y a conciencia, como le correspondió actuar en su momento a José Francisco Peña Gómez”.

Resumió que al presentar su aspiración presidencial para el 2012, abrió su corazón a todos los perredeístas sin distinción de simpatías y que “al declinarla hoy en favor de la unidad, ofrezco mi experiencia, mis ideas, mis fuerzas y mis energías, como presidente del PRD y como militante, para que el partido alcance el poder”.

Vargas expuso que quienes se han erigido  en jueces de su conducta política pasan por alto el devenir del PRD en los últimos años en los que pacientemente y junto a muchos esforzados dirigentes de todo el país y las seccionales del exterior, trabajaron sin  cesar  en la reorganización del partido, severamente afectado por la humillante derrota del 2004.

Recordó que el PRD cayó en una de sus más profundas crisis,  no por luchas de tendencias o por candidaturas, sino por los devastadores resultados de esas elecciones nacionales, expresados en la desmoralización y frustración de la militancia.

A ese panorama desolador se sumaba la violación al principio de la no reelección, bandera fundamental del PRD en toda su historia, tantas veces enarbolada por nuestro inolvidable líder José Francisco Peña Gómez.

Contra ese abandono por sus masas, contra esa incredulidad en las posibilidades de redención del PRD, luchamos tesoneramente, hasta renovar el partido y devolverle la imagen, la credibilidad y el prestigio perdidos.

No pocos, entonces, agregó, consideraban a nuestro partido un desecho político, muchos se ocultaron y otros se avergonzaban de ser perredeístas, y muy pocos dimos el frente para reivindicar la grandeza de nuestra organización y su contribución a la democracia dominicana.

Pasó el balance de que “muchos se negaron a participar en aquella tarea de retomar la mística y el orgullo perredeísta, pues muchos fueron los llamados, y muy pocos los que quisieron integrarse al sacrificio y a la tarea de la reconstrucción partidaria, mientras otros incluso no volvieron a ser vistos durante años, precisamente durante todo el tiempo que tomó la reconstrucción del PRD.

Recordó la timidez con que los perredeístas comenzaron a buscar un nuevo liderazgo que los redimiera de la vergüenza y el desamparo, mientras el nuevo gobierno  surgido de aquellas elecciones se ensañaba contra todo lo que le oliera a perredeísmo, y las hordas peledeístas sacaban a nuestros compañeros de las oficinas públicas al influjo de la frase que los llevó al poder: ”E, Pa Fuera que van!”.

Enumeró que los locales del partido se quedaron vacíos y tal vez nunca  como entonces hizo tanta falta la voz y el carisma del líder que orientara a nuestra gente y reagrupara nuestras fuerzas históricas, pues “era un partido mirado con repulsión por quienes sentían que había desaprovechado la oportunidad del poder para  recomponer  la sociedad  dominicana”.

Elaboró que “fueron tiempos muy difíciles, y sin embargo, asumimos el reto, convencidos de que nuestro partido es indispensable para la construcción de una democracia de contenido social, y que se imponía reactivar ese espíritu de lucha, de constancia y disciplina que se forjó bajo el liderazgo de Peña”.

Dijo que en la carrera hacia las elecciones del 2008 nadie ignora el papel digno que jugamos en ellas, cuando a pesar de que el Estado se volcó con todos sus recursos para hacer posible la reelección de Leonel Fernández, obtuvimos el 41 por ciento de la votación.

“Frente a un panorama de esa magnitud, con evidencias claras de que el PRD estaba completamente recuperado,  en organización y en orgullo, el gobierno decidió poner en marcha una estrategia para evitar que nuestro proyecto lo barriera en las elecciones del 2012, iniciándose una artera conspiración desde el poder”, citó.

Un plan del gobierno

Dijo que debido a ese proceso de recuperación fue urdido un montaje que comenzó desde el proceso electoral del 2010 con la infiltración de nuestras filas, comprando dirigentes que se habían quedado rezagados., mientras otros se vendieron vulgarmente, aceptando las dádivas de un gobierno generoso con los fondos públicos y otros, los más impúdicos, se convirtieron en quintas columnas, operando desde nuestro partido a favor del gobierno y haciendo perder candidaturas legislativas y municipales a sus propios compañeros y compañeras.

Aún así, expuso Vargas, el PRD terminó siendo el partido más votado en las elecciones del año pasado, “y aunque la maniobra oficialista nos privó de legítimas representaciones senatoriales, es de conocimiento generalizado que en varias provincias ganamos limpiamente las elecciones”.

Ponderó que el viernes pasado quedó evidenciado uno de los beneficios del Acuerdo que en mayo del 2009 firmó con el Presidente de la República, relativo a la no reelección presidencial consecutiva como mandato constitucional, reivindicando una bandera de lucha de nuestro partido y nuestro líder inmortal, que limita espacio a la corrupción y el despilfarro de los recursos del estado, elimina la incertidumbre sobre la estabilidad macroeconómica durante los procesos electorales, crea oportunidades para  la alternabilidad y el surgimiento de nuevos liderazgos y contribuye al fortalecimiento de la institucionalidad democrática del país.



Miguel declina y apoyará candidatura de Hipólito Por Redacción    11 de Abr 2011 05:18 PM

Miguel Vargas anunció este lunes que declina su aspiración a ser el candidato del  PRD  para las elecciones del 2012, porque “la unidad del partido y la tranquilidad del país están por encima de cualquier pretensión personal”.


Dejó en claro que mantuvo su posición con altura y prudencia, demostrando la existencia de una confabulación de fuerzas internas y externas para despojarlo de sus derechos, pretendiéndose desmeritar sus reclamos y su historial de servicios  al partido y al país.


En su exposición ante la prensa y una amplia representación de su equipo político,  en el hotel Dominican Fiesta, Vargas advirtió que cuando han transcurrido un mes y 5 días de la convención del 6 de marzo que debió elegir con normalidad a su candidato presidencial, el Partido Revolucionario Dominicano vive hoy una situación muy delicada, “y es tiempo de poner punto final a la crisis, de procurar el entendimiento y la unificación interna”.



“Aunque sé que los resultados anunciados no se corresponden con la expresión de la voluntad mayoritaria de los perredeístas y ciudadanos independientes, no voy a ser un obstáculo para que el partido se reencuentre a sí mismo y participe exitosamente en las elecciones de mayo del 2012”, expresó Vargas.



Invitó a sus seguidores a colaborar sin rencores y con desprendimiento “para que nuestro partido y el compañero Hipólito Mejía alcancen el poder en las próximas elecciones”, pues “ahora más que nunca estamos obligados a continuar trabajando por un PRD fuerte, más democrático y transparente”, ya que “el PRD es el hogar de todos!”


Especificó que  no pide nada a cambio para él, que “no he solicitado ni aspiro a la candidatura vicepresidencial ni a un cargo en un posible gobierno del PRD, no reclamo la extensión de mi mandato como presidente del partido,  ni la nominación previa de la candidatura presidencial para el 2016”.



Y aclaró que todas las posiciones que ha ostentado en el PRD las ha ganado con el apoyo mayoritario de sus compañeros y compañeras de partido, y así será siempre y que continuará ejerciendo su posición de presidente del PRD, para contribuir desde ahí con el interés nacional como único norte.
No hay acuerdo post convención .


“Es oportuno precisar que no ha habido ningún acuerdo posterior a la convención, me acojo únicamente a lo establecido en el Pacto de Compañeros suscrito el tres de marzo, en el que nos comprometimos con la aplicación de la proporcionalidad, sustentado en los estatutos del partido, a la que tienen derecho adquirido los dirigentes y estructuras de nuestro proyecto. De esos derechos, me constituyo en garante”, subrayó.


Precisó además que seguirá dirigiendo el partido bajo el imperio de la institucionalidad, “que es innegociable, junto a mis compañeros de la dirección nacional, hasta el año 2013, y anuncio a mis seguidores y a todo el país que nada ni nadie nos apartará del camino que nos hemos trazado, de luchar hasta lograr el establecimiento de un gobierno que garantice el derecho a la igualdad de todos los dominicanos”.


Tuvo palabras de agradecimiento “por el apoyo de quienes votaron por mí en la convención pasada, y saludo también la participación de los perredeístas que optaron por la otra candidatura”.


Argumentó que sus cuestionamiento a los resultados viciados de la Convención no se deben a insensatez o a falta de espíritu democrático sino al hecho de que no son la file expresión mayoritaria de los votos de la familia perredeísta y ciudadanos independientes, sino de la influencia de otras fuerzas políticas interesadas en imponer el candidato del PRD.


Comisión Organizadora fue beligerante

Matizó que “en lugar de actuar como árbitros imparciales, la mayoría de la Comisión Nacional Organizadora se inclinó hacia un lado,  y adoptó la intolerancia y beligerancia como norma, respondiendo con negación de derecho a nuestros justos reclamos, enarbolados con decencia y ánimo de transparencia para obtener la verdad”.


Para el dirigente político resulta lamentable ver cómo en nuestro país las banderas de la verdad, la transparencia y la institucionalidad se quedan cada vez con menos defensores, imponiéndose un pragmatismo según el cual todo se vale.


Dijo que a lo largo del proceso ha defendido la verdad y la transparencia como la vía más digna, justa y ética en que debía basarse la unidad; “pero no siendo posible dicha vía,  al negársenos todos nuestros reclamos y derechos por parte de quienes debieron actuar como jueces y no lo hicieron, sólo me queda la vía del sacrificio, y la asumo con todas sus consecuencias, para no renunciar nunca al camino de la unidad de mi partido”.

Y acotó que “como me han negado la vía de la verdad y la transparencia, abrazo la del sacrificio, sin rencores, de corazón y a conciencia, como le correspondió actuar en su momento a José Francisco Peña Gómez”.


Resumió que al presentar su aspiración presidencial para el 2012, abrió su corazón a todos los perredeístas sin distinción de simpatías y que “al declinarla hoy en favor de la unidad, ofrezco mi
experiencia, mis ideas, mis fuerzas y mis energías, como presidente del PRD y como militante, para que el partido alcance el poder”.


Vargas expuso que quienes se han erigido  en jueces de su conducta política pasan por alto el devenir del PRD en los últimos años en los que pacientemente y junto a muchos esforzados dirigentes de todo el país y las seccionales del exterior, trabajaron sin  cesar  en la reorganización del partido, severamente afectado por la humillante derrota del 2004.


Recordó que el PRD cayó en una de sus más profundas crisis,  no por luchas de tendencias o por candidaturas, sino por los devastadores resultados de esas elecciones nacionales, expresados en la desmoralización y frustración de la militancia.

A ese panorama desolador se sumaba la violación al principio de la no reelección, bandera fundamental del PRD en toda su historia, tantas veces enarbolada por nuestro inolvidable líder José Francisco Peña Gómez.


Contra ese abandono por sus masas, contra esa incredulidad en las posibilidades de redención del PRD, luchamos tesoneramente, hasta renovar el partido y devolverle la imagen, la credibilidad y el prestigio perdidos.

No pocos, entonces, agregó, consideraban a nuestro partido un desecho político, muchos se ocultaron y otros se avergonzaban de ser perredeístas, y muy pocos dimos el frente para reivindicar la grandeza de nuestra organización y su contribución a la democracia dominicana.


Pasó el balance de que “muchos se negaron a participar en aquella tarea de retomar la mística y el orgullo perredeísta, pues muchos fueron los llamados, y muy pocos los que quisieron integrarse al sacrificio y a la tarea de la reconstrucción partidaria, mientras otros incluso no volvieron a ser vistos durante años, precisamente durante todo el tiempo que tomó la reconstrucción del PRD.


Recordó la timidez con que los perredeístas comenzaron a buscar un nuevo liderazgo que los redimiera de la vergüenza y el desamparo, mientras el nuevo gobierno  surgido de aquellas elecciones se ensañaba contra todo lo que le oliera a perredeísmo, y las hordas peledeístas sacaban a nuestros compañeros de las oficinas públicas al influjo de la frase que los llevó al poder: ”E, Pa Fuera que van!”.


Enumeró que los locales del partido se quedaron vacíos y tal vez nunca  como entonces hizo tanta falta la voz y el carisma del líder que orientara a nuestra gente y reagrupara nuestras fuerzas históricas, pues “era un partido mirado con repulsión por quienes sentían que había desaprovechado la oportunidad del poder para  recomponer  la sociedad  dominicana”.


Elaboró que “fueron tiempos muy difíciles, y sin embargo, asumimos el reto, convencidos de que nuestro partido es indispensable para la construcción de una democracia de contenido social, y que se imponía reactivar ese espíritu de lucha, de constancia y disciplina que se forjó bajo el liderazgo de Peña”.


Dijo que en la carrera hacia las elecciones del 2008 nadie ignora el papel digno que jugamos en ellas, cuando a pesar de que el Estado se volcó con todos sus recursos para hacer posible la reelección de Leonel Fernández, obtuvimos el 41 por ciento de la votación.


“Frente a un panorama de esa magnitud, con evidencias claras de que el PRD estaba completamente recuperado,  en organización y en orgullo, el gobierno decidió poner en marcha una estrategia para evitar que nuestro proyecto lo barriera en las elecciones del 2012, iniciándose una artera conspiración desde el poder”, citó.


Un plan del gobierno

Dijo que debido a ese proceso de recuperación fue urdido un montaje que comenzó desde el proceso electoral del 2010 con la infiltración de nuestras filas, comprando dirigentes que se habían quedado rezagados., mientras otros se vendieron vulgarmente, aceptando las dádivas de un gobierno generoso con los fondos públicos y otros, los más impúdicos, se convirtieron en quintas columnas, operando desde nuestro partido a favor del gobierno y haciendo perder candidaturas legislativas y municipales a sus propios compañeros y compañeras.

Aún así, expuso Vargas, el PRD terminó siendo el partido más votado en las elecciones del año pasado, “y aunque la maniobra oficialista nos privó de legítimas representaciones senatoriales, es de conocimiento generalizado que en varias provincias ganamos limpiamente las elecciones”.

Ponderó que el viernes pasado quedó evidenciado uno de los beneficios del Acuerdo que en mayo del 2009 firmó con el Presidente de la República, relativo a la no reelección presidencial consecutiva como mandato constitucional, reivindicando una bandera de lucha de nuestro partido y nuestro líder inmortal, que limita espacio a la corrupción y el despilfarro de los recursos del estado, elimina la incertidumbre sobre la estabilidad macroeconómica durante los procesos electorales, crea oportunidades para  la alternabilidad y el surgimiento de nuevos liderazgos y contribuye al fortalecimiento de la institucionalidad democrática del país.


Vargas dice declina en aras de unidad; pide seguidores apoyar a Hipólito sin rencor

Vargas preparó un discurso para ser pronunciado en una reunión de esta tarde ante cientos de sus seguidores.
Invitó a sus seguidores a colaborar "con desprendimiento“ para que el PRD e Hipólito Mejía conquisten el poder - Aclara que no ha habido negociaciones ni acuerdos - Mantiene críticas a la CNO
SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El ingeniero Miguel Vargas anunció este lunes que declina su "legítima aspiración" a ser el candidato del Partido Revolucionario Dominicano (PRD)  para las elecciones del 2012.

Invitó a sus seguidores a colaborar sin rencores y con desprendimiento “para que nuestro partido y el compañero Hipólito Mejía alcancen el poder en las próximas elecciones”, pues “ahora más que nunca estamos obligados a continuar trabajando por un PRD fuerte, más democrático y transparente”, ya que “el PRD es el hogar de todos!”
Indicó que ha decidido cambiar de actitud "porque la unidad del partido y la tranquilidad del país están por encima de cualquier pretensión personal, y tiene que ser así para todo ciudadano motivado por una vocación de servicio a la sociedad”.
Dejó en claro que mantuvo su posición con altura y prudencia, demostrando la existencia "de una confabulación de fuerzas internas y externas para despojarlo de sus derechos, pretendiéndose desmeritar sus reclamos y su historial de servicios  al partido y al país".

Estos criterios están contenidos en un discurso que preparó para ser leído esta tarde en una reunión ante cientos de seguidores en el hotel Dominican Fiesta.  ALMOMENTO.NET tuvo acceso al mismo de manera previa.

No va a ser "obstáculo" ni aspira a nada
En su exposición ante la prensa y una amplia representación de su equipo político,  en el hotel Dominican Fiesta, Vargas advirtió que cuando han transcurrido un mes y 5 días de la convención del 6 de marzo que debió elegir con normalidad a sucandidato presidencial, el PRD vive una situación muy delicada “y es tiempo de poner punto final a la crisis, de procurar el entendimiento y la unificación interna”.
“Aunque sé que los resultados anunciados no se corresponden con la expresión de la voluntad mayoritaria de los perredeístas y ciudadanos independientes, no voy a ser un obstáculo para que el partido se reencuentre a sí mismo y participe exitosamente en las elecciones de mayo del 2012”, expresó Vargas.
Invitó a sus seguidores a colaborar sin rencores y con desprendimiento “para que nuestro partido y el compañero Hipólito Mejía alcancen el poder en las próximas elecciones”, pues “ahora más que nunca estamos obligados a continuar trabajando por un PRD fuerte, más democrático y transparente”, ya que “el PRD es el hogar de todos!”
Especificó que  no pide nada a cambio para él, que no ha  solicitado ni aspira a la candidatura vicepresidencial ni a un cargo en un posible gobierno del PRD. Tampoco reclama la extensión de su mandato como presidentedel partido,  ni la nominación previa de la candidatura presidencial para el 2016, aclaró.
Dijo que todas las posiciones que ha ostentado en el PRD las ha ganado con el apoyo mayoritario de sus compañeros y compañeras de partido, y así será siempre por lo que continuará ejerciendo su posición de presidente del PRD, para contribuir desde ahí con el interés nacional como único norte.
No hay acuerdo post convención

“Es oportuno precisar que no ha habido ningún acuerdo posterior a la convención;  me acojo únicamente a lo establecido en el Pacto de Compañeros suscrito el tres de marzo, en el que nos comprometimos con la aplicación de la proporcionalidad, sustentado en los estatutos del partido, ala que tienen derecho adquirido los dirigentes y estructuras de nuestro proyecto. De esos derechos, me constituyo en garante”, subrayó.
Precisó además que seguirá dirigiendo el partido bajo el imperio de la institucionalidad, “que es innegociable, junto a mis compañeros de la dirección nacional, hasta el año 2013".

En tal virtud, dijo que anuncia a sus seguidores y a todo el país que nada ni nadie le  apartará del camino que se ha trazado, de luchar hasta lograr el establecimiento de un gobierno que garantice el derecho a la igualdad de todos los dominicanos”.
Tuvo palabras de agradecimiento “por el apoyo de quienes votaron por él en la convención pasada, y saludó también la participaciónde los perredeístas que optaron por "la otra candidatura”.

Mantiene críticas a la CNO

Argumentó que sus cuestionamiento a los resultados "viciados" de la Convención no se deben a insensatez o a falta de espíritu democrático sino al hecho de que no son la file expresión mayoritaria de los votos de la familia perredeísta y ciudadanos independientes, sino de la influencia de otras fuerzas políticas interesadas en imponer el candidato del PRD.
Alegó que “en lugar de actuar como árbitros imparciales, la mayoría de la Comisión Nacional Organizadora se inclinó hacia un lado,  y adoptó la intolerancia y beligerancia como norma, respondiendo con negación de derecho a nuestros justos reclamos, enarbolados con decencia y ánimo de transparencia para obtener la verdad”.
Para el dirigente político resulta lamentable ver cómo en nuestro país las banderas de la verdad, la transparencia y lainstitucionalidad se quedan cada vez con menos defensores, imponiéndose un pragmatismo según el cual todo se vale.
Resumió que al presentar su aspiración presidencial para el 2012, abrió su corazón a todos los perredeístas sin distinción de simpatías y que “al declinarla hoy en favor de la unidad, ofrezce su experiencia,  ideas,  fuerzas y energías, como presidente del PRD y como militante, para que el partido alcance el poder.

LA VERDAD SOBRE LA SENTENCIA DEL TSE CONTRA EL.PRD A.PROPOSITO DEL VOTO DISIDENTE. DEL.JUEZ ARIAS

Fernando Peña:
La verdad de la sentencia del TSE contra el PRD, a propósito del voto disidente del juez Arias
“El presente voto disidente, es porque no estamos de acuerdo en ninguna de las motivaciones ni los fundamentos en que se basó la mayoría de los Magistrados para
Primera parte
Por Fernando Peña
Indiscutiblemente que el PRD ha sido, y es, el principal creador y garante del sistema democrático, siempre coherente desde su fundación en 1939, caracterizándose por impulsar las reformas, la descentralización y la participación popular.
El PRD fue el creador de leyes y reformas como la de Educación, de Salud y de Seguridad Social, su presidente Miguel Vargas puede reivindicar su aporte a la creación del tribunal de garantías constitucionales, la democratización del Consejo Nacional de la Magistratura y el sistema elección de la Cámara de Cuentas, para citar sólo algunos aspectos relevantes.
El partido blanco ha sido propulsor y defensor de la a la descentralización municipal y la Ley de Partidos y Agrupaciones Políticas

El PRD por principios es garante de nuestra constitución y nuestras leyes.
Por todo ello, es correcto y se apega a los principios fundamentales democráticos los argumentos y motivaciones del juez titular Ramon Arístides Madera Arias, que dieron origen a su posición disidentes ante la entontecía contra el PRD del TSE.
Sus fundamentos son clarividentes, muestran la equivocación de los demás jueces en torno a la sentencia del TSE 004-2018 de fecha 9 de abril del 2018, que se refiere a la persona expulsada del PRD.
Vamos:
Que preciso es el Juez Arias cuando expresa: “somos de opinión que un Tribunal no es un concurso de belleza ni un festival, para tomar decisiones por presiones mediáticas ni para recibir aplausos, sino que en cada caso debemos sujetarnos a los hechos concretos.”
Cuanta verdad al expresar, “Los Estatutos del PRD tienen todos sus mecanismos adoptados y aprobados por la Comisión Nacional de dicha organización, en virtud del Principio de Soberanía Popular, a lo interno de los partidos políticos, cuyos poderes emanan de la voluntad de la base del Partido. Los Estatutos del referido Partido constituyen su legislación interna; en ninguna parte de sus articulados o en el Código de Ética y Disciplina de dicha organización se establece un plazo mayor de dos días para interponer una acción recursiva en contra de las decisiones adoptadas por el Consejo Nacional de Disciplina”.
Y agrega al respecto que en el artículo 64 del Código de Ética y Disciplina del PRD se pone al alcance de sus miembros dos vías recursivas para atacar las decisiones adoptadas en materia disciplinaria, las cuales son: el recurso de reconsideración y el recurso de apelación.
Y afirma el juez titular del TSE, Ramon Arístides Madera Arias, de manera clara y concluyente que “El presente voto disidente, es porque no estamos de acuerdo en ninguna de las motivaciones ni los fundamentos en que se basó la mayoría de los Magistrados para adoptar la presente decisión.”

Apegado a la verdad y a su íntima convección estable ese juez titular que

“Estamos totalmente convencidos de que la presente Sentencia ha sido emitida en franca violación al Principio de Legalidad, porque no existe una Ley en la República Dominicana que establezca un plazo de 5 años para incoar la presente acción, de conformidad a lo que se dispone en el artículo 1304 del Código Civil”.
Y advierte de manera certera que “ En ese sentido, nosotros como órgano debemos actuar como un Tribunal, en el cual las decisiones sean adoptadas de conformidad a los cinco planos que debe contener toda sentencia”.
Segunda parte
 Fernando Peña: La verdad de la sentencia del TSE contra el PRD, a propósito del voto disidente del juez Arias (2)
“Somos de opinión que un Tribunal no es un concurso de belleza ni un festival, para tomar decisiones por presiones mediáticas ni para recibir aplausos, sino que en cada caso debemos sujetarnos a los hechos concretos”.

Con este trabajo sobre los fundamentos del voto disidentes del juez titular Ramon Arístides Madera Arias en torno a la sentencia del TSE 004-2018 de fecha 9 de abril del 2018 que se refiere a la persona expulsada del PRD, se muestra evidentemente la manera segada y violatoria a la leyes y normas en el proceder de ese tribunal para afectar al partido blanco.

El magistrado dice en uno de sus argumentos que “En cuanto a los hechos que sirven de fundamento para tomar la decisión, consideramos que no se corresponden con el plano fáctico dentro de la casuística jurídica que nos ha correspondido buscar y decidir; evitando de esa manera que la sentencia emitida por el Tribunal Superior Electoral se corresponda con el populismo judicial”.

Y miren esta perla que evidencia los argumentos positivos y valedero del PRD. “Pretender de una manera acomodaticia de justificar un plazo menor, tratando de cambiar el argumento de una manera inadecuada y fuera de los cánones legales para tomar decisiones al margen de los hechos y del derecho, no es la función de un órgano judicial”.

Aquí es que el juez titular diside la pone clara:
“Argumentar que si en esta acción no se aplica el plazo de los 5 años previsto en el artículo 1304 del Código Civil, en el entendido de que en materia electoral existe el Principio de Celeridad y que los plazos deben ser breves, se ha querido justificar que la Sentencia TSE Núm. 014-2017, de fecha 24 de abril del año 2017, con motivo de una acción de amparo de extrema urgencia incoada por el demandante, interrumpió el plazo para interponer una demanda ante el TSE, cosa esta que no se corresponde con la realidad, con el espíritu de la ley, ni se trata de la misma acción en justicia.”
Según han querido argumentar, el plazo para acudir ante el Tribunal Superior Electoral, inicia a partir del día 11 de marzo del año 2017, y que con el Amparo Preventivo cuya Sentencia fue dictada en fecha 24 de abril del año 2017, se habilita el plazo de los 30 días previsto en el artículo 11 del Reglamento Contencioso Electoral y de Rectificaciones de Actas del Estado Civil de este Tribunal.

Precisa el juez disidente que “Sin embargo, a dichos Magistrados se les olvidó que la referida Acción de Amparo fue interpuesta en fecha 3 de marzo del año 2017, es decir, antes de haberse pronunciado la Resolución Núm. 0009-2017, de fecha 10 de marzo del año 2017, emitida por el Consejo Nacional de Disciplina del PRD.”

Agrega que “Siendo así, si el punto de partida fuera el día 11 de marzo del año 2017, fecha en la cual fue notificada dicha Resolución; al 24 de marzo del mismo año habría transcurrido 1 mes y 13 días, lo que implica que en ese supuesto también el plazo estaría vencido”.

En vista de lo expuesto precedentemente, es obvio que desde la fecha en la cual fue emitida la Sentencia TSE Núm. 014-2017, es decir, el día 24 de abril del año 2017, y la fecha en la cual fue interpuesta la demanda principal en Nulidad de las Resoluciones Núms. 0007-2017 y 0009- 2017, 20 de junio del año 2017, ha transcurrido un plazo de 1 mes y 26 días…

“Por lo que este argumento también constituye una falacia y una desnaturalización de los hechos y del derecho; por lo tanto, si aceptáramos como cierto ese argumento, tomando como fundamento para adecuar la Sentencia al plazo prefijado para interponer alguna acción en justicia, también el mismo sobrepasa sustancialmente el plazo para recurrir ante los Tribunales”.

Queda pues claro que, como lo ha determinado en reiteradas ocasiones el Tribunal Superior Electoral “los Estatutos de los partidos políticos constituyen para ello la norma fundamental, como lo establece la Constitución de la República para el Estado”.

Siendo así se hace necesario respetar el Principio de Legalidad establecido en el artículo 6 de la referida Carta Magna.
La cual en el caso del PRD no se ha respetado.

Es por ello que el juez titular disidente del TSE en este caso de dicha sentencia expresa que “ En consonancia con lo expuesto precedentemente, en virtud de lo que se dispone en el artículo 216 de la Constitución de la República, la organización de los partidos políticos es libre y por lo tanto, cada partido tiene el Principio de Libre Asociación y de Autoregulación, y son ellos los que determinan en los Estatutos la manera de configurar su ordenamiento interno, decidir quiénes son y quiénes no son sus miembros militantes”
Y a seguida argumenta “determinar los requisitos para ingresar a dicha organización; también, los mecanismos de lugar para elegir a sus miembros directivos y cuáles son las causas por las cuales dichos miembros pueden ser sancionados y el tipo de sanción que ha de imponérseles a sus miembros, por la Comisión de Faltas Disciplinarias, que sean violatorias a su Código de Ética.

Observen la claridad el Juez Arias al afirmar que “Los Estatutos del PRD tienen todos sus mecanismos adoptados y aprobados por la Comisión Nacional de dicha organización, en virtud del Principio de Soberanía Popular, a lo interno de los partidos políticos, cuyos poderes emanan de la voluntad de la base del Partido”
“Los Estatutos del referido Partido constituyen su legislación interna; en ninguna parte de sus articulados o en el Código de Ética y Disciplina de dicha organización se establece un plazo mayor de dos días para interponer una acción recursiva en contra de las decisiones adoptadas por el Consejo Nacional de Disciplina.
En el artículo 64 del Código de Ética y Disciplina del PRD se pone al alcance de sus miembros dos vías recursivas para atacar las decisiones adoptadas en materia disciplinaria, las cuales son: el recurso de reconsideración y el recurso de apelación”, cuanta claridad y verdades de este magistrado.

Se trata de una sanción disciplinaria impuesta por el Consejo Nacional de Disciplina del PRD en contra de un dirigente, GUIDO ORLANDO GÓMEZ MAZARA, por la Comisión de Faltas Disciplinarias previstas en los Estatutos del PRD”, precisa el Juez, para a seguida inferir,
“Además, es preciso señalar, que esa sanción tomada en contra del demandante se hizo por los motivos previstos en los Estatutos del PRD, pero no estaban envueltas aspiraciones a ningún cargo de elección popular, y a ningún cargo directivo dentro del referido Partido, motivo por el cual, el caso que nos ocupa, según la Ley que rige la materia, no es un conflicto a lo interno de un partido político.”

 Dice el juez que ese órgano jurisdiccional no puede convertirse en legislador ni usurpar las atribuciones que la Constitución de la República le confiere a otro Poder del Estado, como lo es el Legislativo.

Precisa que” tenemos la obligación de someternos al imperio del ordenamiento jurídico del Estado, y nunca tratar de disponer en situaciones en las cuales la legislación dominicana lo ha contemplado de manera expresa”.

“En consonancia con lo expresado anteriormente, según se dispone en el artículo 113, Párrafo. Agregado de la Ley Núm. 29-11 de fecha 20 de enero del año 2011, no se consideran conflictos internos las sanciones disciplinarias que los organismos de los Partidos tomen contra cualquier dirigente o militante, si en ello no estuvieren envueltas discusiones de candidaturas a cargos electivos o a cargos internos de los órganos directivos de los partidos políticos”, más claro de ahí no podría estar.

Tal y como dice el juez titular Ramon Arístides Arias “El señor GUIDO ORLANDO GÓMEZ MAZARA en ningún momento cuestionó la competencia del Consejo Nacional de Disciplina para juzgarlo disciplinariamente, y tampoco planteó la incompetencia del mismo, por lo tanto, a este nivel, no puede alegar su propia falta para beneficiarse de la misma, lo que implica que sus argumentos de que fue víctima de violación del doble grado de jurisdicción, resultan notoriamente improcedentes”

Partiendo de estos argumentos, fundamento del voto disidente del Juez titular del TSE, Ramon Arístides Madera Arias, en torno a la sentencia del TSE 004-2018 de fecha 9 de abril del 218 que se refiere a la persona expulsada del PRD, es valido y de todo derecho legitimo recurrir a las instancias superiores debida para que esa organización política reclame sus derechos y el respeto a sus normas, reglas y leyes evidentemente violentada con la sentencia referida.