viernes, 15 de enero de 2021

2008 US. SHIPS 800 BILLON"AMEROS" TO CHINA; PREPARES TO DE-MONETIZE U.S. DOLLAR

 Una publicacion de Fuentes externas 

Servicio Noticias republicado 10/01/2008 SHOW  T H

October 1, 2008

U.S. Ships 800 Billion "AMEROS" to China; prepares to De-Monetize U.S. Dollar

The US Secretary of the Treasury has informed the China Development Bank that the US has shipped $800 Billion of a new currency called the Amero, which is to be based upon the merging of the economies of The United States, Mexico and Canada into what is termed as The North American Union.

The current American debt obligation to China, currently based on the US Dollar, is now estimated to be the staggering sum of $2.5 Trillion, and which this new Amero will be exchanged for $400 Billion of this debt as the current American currency is set to be devalued by 50 percent before the end of the year.

Virtually unknown to the American people is that their current leader of the US Department of TreasuryHenry M. Paulson, Jr., has been tasked by President Bush to lead the efforts to join the economies of the US, Canada and Mexico and is also the head of the North American Development Bank, the bi-national financial institution established by the United States and Mexico to further the merging of their economies, and the leader of the Border Environment Cooperation Commission (BECC), the organization created by the governments of the United States and Mexico to further the implementation of the North American Free Trade Agreement (NAFTA).

This is important to note as the final provisions of the NAFTA Agreement were implemented on January 1, 2008, leaving only the final merging of the economies of the US, Mexico and Canada into a North American Union to be accomplished, of which we can read:

“President Bush is pursuing a globalist agenda to create a North American Union, effectively erasing our borders with both Mexico and Canada. This was the hidden agenda behind the Bush administration's true open borders policy.

Secretly, the Bush administration is pursuing a policy to expand NAFTA politically, setting the stage for a North American Union designed to encompass the U.S., Canada, and Mexico. What the Bush administration truly wants is the free, unimpeded movement of people across open borders with Mexico and Canada.

President Bush intends to abrogate U.S. sovereignty to the North American Union, a new economic and political entity which the President is quietly forming, much as the European Union has formed.”

It is also interesting to note that American economists have been warning about the replacing of the US Dollar with the Amero, due to pressure from China, for nearly two years, and as we can read in this December, 2006 report titled Analysts: Dollar collapse would result in 'amero', and which says:

As WND reported earlier this week, in an unusual move, the Bush administration is sending virtually the entire economic "A-team" to visit China for a "strategic economic dialogue" in Beijing Thursday and Friday. Treasury Secretary Henry Paulson and Federal Reserve Chairman Ben Bernanke are leading the delegation, along with five other cabinet-level officials, including Secretary of Commerce Carlos Gutierrez. Also in the delegation will be Labor Secretary Elaine Chao, Health and Human Services Secretary Mike Leavitt, Energy Secretary Sam Bodman, and U.S. Trade Representative Susan Schwab.

But Chapman doubts the trip will help the Fed to engineer a slow dollar slide.

The Chinese are going to do what the Chinese want to do, not what we want them to do," he said. "I believe the Chinese are going to send Treasury Secretary Paulson and Fed Chairman Bernanke home packing, with little or nothing to show for the trip."

How severe will the coming dollar collapse be?

"People in the U.S. are going to be hit hard," Chapman warned. "In the severe recession we are entering now, Bush will argue that we have to form a North American Union to compete with the Euro."

"Creating the amero," Chapman explained, "will be presented to the American public as the administration's solution for dollar recovery. In the process of creating the amero, the Bush administration just abandons the dollar.”

The prophetic warnings of these American economists are, indeed, coming to pass as during the month of September alone, 10 years worth of gains on US stock markets have been wiped out in their entirety and bank runs are now occurring in the United States for the first time since the days of the Great Depression leading to the failure of 13 banks, some of their largest, and the imminent failure of 117 more forecasted by the US government.

US Treasury Secretary Paulson, however, continues leading the charge attempting to force upon the American people the ‘final peg’ to their own demise by completely bankrupting the United States leaving no other choice but to completely discard the almost totally worthless US Dollar and its replacement with the Amero.

It goes without saying that the American people will greatly resist the replacement of their Dollar, but this cannot be said when tens of millions of them are without jobs and their life savings have become worthless leaving them with no other choice but accept what their own leaders have planned for them all along.

For myself, I think that the day such an announcement of the Amero replacing the Dollar is made, is the day I may be left with no choice but to start killing the people involved in destroying my nation.

Qué papel está teniendo el Ejército en el "momento excepcional" que vive Estados Unidos tras el asalto al Capitolio

 UNA CORTESIA DEL BLOG EDUCATIVO DE NOTICIAS DEL LIC. ENILDO E RODRIGUEZ NUNEZ MBA, PhDP Consultor de Marketing Politico; Asesor Educativo y Consejero Financiero

Una publicacion de fuentes externas.

                                                  Una noticia de la Agencia Reuters

La Guardia Nacional, en máxima alerta de cara a la toma de posesión de Biden.© Getty Images La Guardia Nacional, en máxima alerta de cara a la toma de posesión de Biden.

Uno de los principios sagrados de la democracia estadounidense es que el Ejército es apolítico y leal sólo a la Constitución.

Pero ante la tensión política generada por la invasión del Capitolio por parte de los seguidores de Donald Trump, los líderes militares han considerado necesario hacer un recordatorio.

"La violenta protesta en Washington D.C. el 6 de enero fue un asalto directo al Congreso, al edificio del Capitolio y a nuestro proceso constitucional", dice una circular dirigida a los miembros del Ejército y firmada por los siete generales y el almirante que conforman el Estado Mayor Conjunto.

"Cualquier acto contra el proceso constitucional no solo atenta contra nuestras tradiciones, valores y juramento; también va en contra de la ley", agrega la nota, publicada este martes.

Los analistas aseguran que se trata de un mensaje insólito por parte de los líderes de las ramas militares del Ejército, aunque se enmarca en este clima de tensión en el que vive el país.

"Estamos viviendo un momento excepcional y esto es una prueba", dice a BBC Mundo el mayor general retirado Dana Pittard.

"Nuestra república está atravesando un momento peligroso. Lo que dice el Estado Mayor Conjunto no es excepcional: básicamente repite su juramento a la Constitución", dice por su parte a BBC Mundo Peter Feaver, profesor de Ciencia Política en la Universidad de Duke y experto en Defensa.

"Pero lo que es excepcional es que sientan la necesidad de decirlo y que las tropas necesiten que se lo recuerden", agrega el autor del libro "Armed Servants: Agency, Oversight, and Civil-Military Relations" (Servidores públicos armados: acción, supervisión y relaciones cívico-militares").

La Guardia Nacional resguardó el Congreso el miércoles durante el impeachment a Donald Trump.© Getty Images La Guardia Nacional resguardó el Congreso el miércoles durante el impeachment a Donald Trump.

Miles de simpatizantes de Trump invadieron el Congreso el 6 de enero en el momento en el que se certificaba el triunfo de Joe Biden en las presidenciales del 3 de noviembre.

El asalto por parte de ciudadanos que creen -como sostiene Trump- que hubo un fraude en las elecciones provocó la muerte de cinco personas.

Este miércoles Trump, quien cederá el poder el 20 de enero, se convirtió en el primer presidente de la historia de EE.UU. en ser sometido a un segundo impeachment.

En este último proceso se lo acusó de "incitación a la insurrección".

Silencio roto

Una semana después de los hechos, el Ejército rompió su silencio.

El secretario de Defensa interino, Chris Miller, condenó el asalto la pasada semana, pero el jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Mark Milley, no había hablado.

Y, según la agencia Reuters, no lo había hecho porque quería mantenerse alejado de la política. De acuerdo a medios locales, muchos soldados habían expresado en privado su preocupación por la falta de dirección tras lo que muchos ven como un ataque a la democracia.

Mark Milley es el jefe del Estado Mayor Conjunto.© Reuters Mark Milley es el jefe del Estado Mayor Conjunto.

El silencio de Milley contrastó con su presencia en un paseo junto a Trump en junio del año pasado después de que la Guardia Nacional y agentes de policía dispersaran a un grupo de manifestantes pacíficos que estaban cerca de la Casa Blanca protestando por la muerte del afroestadounidense George Floyd.

Ahora, con el Ejército de nuevo en el punto de mira tras el asalto al Capitolio, Milley y el resto de altos mandos militares consideraron clave hacer un recordatorio a pocos días de que Biden asuma como su comandante en jefe.

"El derecho a la libertad de expresión y de reunión no dan a nadie el (derecho) de recurrir a la violencia, la sedición y la insurrección", dice la circular hecha pública el martes.

El Pentágono está trabajando junto al FBI para ver si hay miembros en activo del Ejército entre los asaltantes del Capitolio, y también para saber si alguno de los 10.000 efectivos de la Guardia Nacional que reforzarán la toma de posesión de Biden el día 20 requiere una mayor investigación.

"El Ejército es un reflejo de la sociedad a la que sirve y por eso hay diferentes creencias. Y hay que asegurarse de que no haya gente ahí fuera que quiera derrocar a nuestro gobierno", dice el mayor general retirado Dana Pittard.

¿A quién le habla el Estado Mayor Conjunto?

Según Pittard, la circular tiene un doble destinatario: la tropa y el público en general.

"En lo interno seguro que hay gente que de alguna manera puede simpatizar con la insurrección. Será una minoría, por supuesto, pero con la circular se deja claro que es inaceptable", afirma el exmilitar, que admite que eso puede ser preocupante.

Este jueves se reportó que grupos de extremistas armados tienen como objetivo la toma de posesión de Biden la próxima semana.

"Y en lo externo, se quiere que la gente sepa que nuestra tradición, que ha funcionado tan bien, es que el Ejército no puede ser usado como un arma política interna, no puede tomar partido", agrega.

"Obviamente hay una preocupación de que la gente no haya entendido completamente el papel del Ejército".

Miembros de la Guardia Nacional descansan dentro del Congreso durante la jornada en la se votó el impeachment al presidente Donald Trump.© Getty Images Miembros de la Guardia Nacional descansan dentro del Congreso durante la jornada en la se votó el impeachment al presidente Donald Trump.

"El Ejército no debe lealtad a un individuo, y debe enfatizarse de nuevo. Por eso el Estado Mayor publicó esa carta", afirma Pittard.

Richard K. Betts, director del Instituto Saltzman de Estudios de Guerra y Paz de la Universidad de Columbia, coincide con Pittard, pero agrega un destinatario más: el presidente.

"Es una señal a Trump para que no abuse de la Constitución poniendo al Ejército de su lado en un intento ilegítimo de anular la elección presidencial", dice Betts a BBC Mundo.

Una tensa relación

Durante el gobierno de Trump ha habido momentos en los que la tradicional neutralidad política de los uniformados, algo que Pittard define como un "valor sagrado", ha sido sometida a una gran presión.

"El presidente Trump intentó sin éxito que el Ejército le sea leal a él en lugar de a la Constitución. Muchos otros líderes populistas y autoritarios en el mundo lo han intentado. Pero el Ejército de Estados Unidos se ha resistido", dice Feaver.

Quizás el momento de mayor tensión fue cuando Trump hizo que en junio del año pasado la Guardia Nacional participara en el dispositivo de seguridad contra las protestas contra el racismo que despertó la muerte del afroestadounidense George Floyd.

Floyd murió mientras era detenido con violencia por policías blancos.

El presidente clamó entonces por el fin de las protestas que vinculó con la "izquierda radical".

En ese contexto se produjo el paseo de Trump con Milley, en uniforme de campaña, para hacerse una foto frente a una iglesia que había sido vandalizada durante las protestas cerca de la Casa Blanca.

Mark Milley (a la izquierda) se disculpó por su presencia en un polémico paseo de Trump en medio de las protestas por racismo el año pasado.© Getty Images Mark Milley (a la izquierda) se disculpó por su presencia en un polémico paseo de Trump en medio de las protestas por racismo el año pasado.

Eso sucedió después de semanas de cuestionamientos de algunos militares por la forma en la que Trump había respondido a las protestas con el despliegue de la Guardia Nacional.

La presencia junto a Trump de Milley, el oficial de más alto rango del Ejército, fue vista como si los altos mandos validaran la gestión de Trump de las protestas.

El jefe militar admitió después que se había equivocado.

"No debería haber estado allí. Mi presencia en ese momento y en ese ambiente creó una percepción de los militares involucrados en la política interna", dijo.

En aquel momento el presidente se planteaba incluso invocar Ley de Insurrección de 1807 para desplegar tropas en servicio activo en todo el país para sofocar las protestas, una línea que varios militares estadounidenses dijeron que no cruzarían.

Donald Trump ha mantenido por momentos tensión con el Ejército.© Getty Images Donald Trump ha mantenido por momentos tensión con el Ejército.

Militares y sobre todo exmilitares reaccionaron entonces, como ahora, para recordar la fidelidad del Ejército únicamente a la Constitución, no a un partido ni a un presidente.

"El principio de que el Ejército es leal a la Constitución y de que nunca se involucra en política se ha fortificado con el tiempo por la estabilidad de nuestras instituciones políticas", afirma a BBC Mundo el profesor Betts.

"Esa estabilidad se ha visto sacudida en la era Trump, pero no se ha roto", agrega.

"Al comienzo de su presidencia pensaba que los generales del Ejército eran sus empleados y se le ha debido recordar periódicamente que el sistema estadounidense no funciona así".

A PROPOSITO DE LOS CAMBIOS GEOPOLITICOS; EL BREXIT DE LOS INGLESES, LA AMENAZANTE CHINA, Y LA CAIDA DEL VALOR DEL DOLAR, INFLUYENDO EN LA REDUCION DE LOS GRANDES MERCADOS DE EE.UU Y LAS BOLSAS, AQUI ESTAN LAS PREDICCIONES PARA 2021, STAGFLACION, INFLACION Y DEPRECIACIONES DE TODO LO QUE SIGNIFICA UN VALOR MONETARIO

 CORTESIA DEL BLOG EDUCATIVO DE NOTICIAS DEL LIC. ENILDO E RODRIGUEZ NUNEZ MBA PhDP 



Foto de Google sobre los acontecimientos sucedidos el 6 de Enero del 2021 en el Capitolio, W, DC



Consultor de Marketing- Asesor Educativo- Analista Financiero

Una noticia de Fuentes Externas

Una publicacion de  Brownstone Research

Vrs English;

It’s almost eerie…

One firm has been at the forefront of every single major market move of the last 35 years…

In 1987, they foresaw the famous “Black Monday” stock crash…

They called the EXACT PEAK of the first dot com boom (see image below)…

They predicted the housing crisis…

The crypto crash…

And, earlier this year, when not a single analyst foresaw a downturn in stocks, they told Americans to get ready for a big pullback…

And now, what they're predicting next will likely come to a shock for millions of Americans.

On March 10, 2000, this famous research firm called for a “day of reckoning” in the stock market. That very day, the NASDAQ went on to fall 77%…

Jeff Brown, the firm’s chief technologist, recently sat down with Chris Hurt for a special Tech Minute interview.

Brown, who singled out Bitcoin in 2015 before it shot up almost 100X – and picked the No. 1 tech winners in 2016, 2018, and 2019, says investors should expect a big shock ahead…

“I believe we’re on the cusp of something we haven’t seen in 20 years,” says Brown. “Fortunes will be made – and lost – over the next few months.”

If you’ve got money invested in the stock market, but are confused as to what to do next…

Or, if you’ve been debating getting back in, as tech stocks seem to be making new highs on an almost daily basis…

This is the can't-miss interview of 2021.

Click on the link above to watch this special interview while it’s still available online.

https://secure.brownstoneresearch.com/?cid=MKT484091&eid=MKT493124&src=%7Bsrc%7D&assetId=AST149899&page=1

Version Espanol:

Es muy inquietante ...

Una empresa ha estado a la vanguardia de todos los movimientos importantes del mercado de los últimos 35 años ...

En 1987, previeron la famosa caída de las acciones del "Lunes Negro" ...

Llamaron al PICO EXACTO del primer boom de las punto com (ver imagen a continuación) ...

Ellos predijeron la crisis de la vivienda ...

La caída de las criptomonedas ...

Y, a principios de este año, cuando ni un solo analista previó una caída de las acciones, les dijeron a los estadounidenses que se prepararan para un gran retroceso ...

Y ahora, lo que predicen a continuación probablemente sorprenderá a millones de estadounidenses.

El 10 de marzo de 2000, esta famosa firma de investigación pidió un “día de ajuste de cuentas” en el mercado de valores. Ese mismo día, el NASDAQ cayó un 77% ...

Jeff Brown, el tecnólogo jefe de la empresa, se sentó recientemente con Chris Hurt para una entrevista especial Tech Minute.

Brown, quien destacó a Bitcoin en 2015 antes de que se disparara casi 100 veces, y eligió a los ganadores de tecnología número 1 en 2016, 2018 y 2019, dice que los inversores deberían esperar un gran impacto por delante ...

"Creo que estamos en la cúspide de algo que no hemos visto en 20 años", dice Brown. “Se harán fortunas, y se perderán, en los próximos meses”.














jueves, 14 de enero de 2021

El presupuesto de Newsom tiene como objetivo la reapertura y la reactivación de las escuelas y universidades públicas

 CORTIESIA DEL BLOG EDUCATIVO DE NOTICIAS DEL LIC. ENILDO E RODRIGUEZ NUNEZ MBA PhDP 

Una publicacion de fuentes externas

Una noticia de Asocied Press

El gobernador de California, Gavin Newsom, dio a conocer el viernes un presupuesto que incluye aumentos para ayudar a los sistemas escolares y a los estudiantes, desde el jardín de infantes hasta la universidad, para recuperarse de la pandemia. (Associated Press)© (Associated Press) El gobernador de California, Gavin Newsom, dio a conocer el viernes un presupuesto que incluye aumentos para ayudar a los sistemas escolares y a los estudiantes, desde el jardín de infantes hasta la universidad, para recuperarse de la pandemia. (Associated Press)

En un cambio en las predicciones nefastas recientes, el presupuesto presentado por el gobernador de California, Gavin Newsom, aumenta la financiación del próximo año para los distritos escolares K-12, e incluye subvenciones de emergencia para reabrir los campus lo antes posible como parte de un gran esfuerzo para abordar la pérdida de aprendizaje y el estrés social en los niños.

La educación superior también se benefició de un mayor apoyo y el gobernador rechazó cualquier aumento en las cuotas.

Es casi seguro que el total de dólares, alrededor de $90 mil millones para el jardín de infantes hasta la universidad comunitaria, dejará a los funcionarios de educación con ganas de más, pero también proporciona mucho de lo que habían pedido. La propuesta de Newsom se suma a $6.7 mil millones en fondos federales para educación, recientemente aprobados para California.

"Estamos proponiendo a la Legislatura una inversión récord en nuestras escuelas públicas", señaló Newsom, "para hacer frente a los impactos desproporcionados de esta pandemia en las comunidades de bajos ingresos".

Para la mayoría de los estudiantes de la entidad, los campus prácticamente han estado cerrados desde marzo y con los cursos en línea. Los alumnos que provienen de familias de bajos ingresos, especialmente los negros y latinos, han tardado más en recibir las computadoras y la banda ancha que necesitan para mantenerse al día con el trabajo escolar. Muchos también tienen entornos de aprendizaje difíciles, incluidas tasas más altas de contagio de COVID-19, mayor inestabilidad económica, así como responsabilidades familiares adicionales que incluyen la supervisión de hermanos menores y empleos.

"El aprendizaje a distancia no ha satisfecho las necesidades de todos por igual", señaló Newsom. "Y eso es exactamente lo que se pretende hacer".

En general, el proyecto recibió elogios mesurados.

“El presupuesto del gobernador es un gran paso hacia la satisfacción de las necesidades de diversos distritos escolares en todo el estado”, comentó Troy Flint, portavoz de la Asociación de Juntas Escolares de California. "Pero no es integral y no proporciona el nivel de dinero transformador necesario para mitigar los efectos de la pérdida de aprendizaje a largo plazo".

“Este va a ser un esfuerzo generacional”, agregó.

Newsom ha destinado $4.6 mil millones para abordar la pérdida de aprendizaje, y se espera que los distritos escolares los utilicen para fines tales como un año académico extendido y clases de verano. Asignó $400 millones para servicios de salud mental en las escuelas. Y el gobernador quiere $2 mil millones para reabrir subvenciones que estarían disponibles para todos los distritos escolares y centros educativos autónomos basados en campus. Las solicitudes de subvención se pueden entregar tan pronto como a principios del próximo mes.

A inicios de febrero, si las condiciones de salud lo permiten, el gobernador espera que los campus estén abiertos para los estudiantes desde el jardín de infantes hasta el segundo grado, y después los grados de primaria mayores, así como los de secundaria.

El dinero disponible para la reapertura oscilaría entre $337.50 y $800 por estudiante, con cantidades más voluminosas para los distritos que solicitan más rápidamente y para aquellos con un gran número de familias de bajos ingresos u otros grupos específicos de alumnos con necesidades especiales.

Una preocupación, planteada en una carta a Newsom por superintendentes de siete grandes distritos escolares urbanos, es si las subvenciones se distribuirán de manera equitativa. Es posible que muchos no puedan reabrir según el calendario del gobernador, debido a las condiciones de salud.

En sus comentarios y en los documentos publicados con el presupuesto, Newsom buscó aliviar esas preocupaciones. La propuesta reservaría recursos para todos los distritos que puedan presentar un plan para la reapertura futura "una vez que bajen las tarifas y en cumplimiento con los requisitos de salud estatales y locales", según un esquema estatal.

Si un sistema escolar toma el dinero, tendría que proporcionar, tan pronto como las condiciones de salud lo permitan, "instrucción opcional en persona" a los alumnos con discapacidades, los jóvenes en cuidado adoptivo, los niños que forman parte de familias sin hogar, los estudiantes sin acceso adecuado a internet y todos los que se encuentran en transición desde el jardín de niños hasta el sexto grado, como mínimo.

A nivel universitario, Newsom propuso un aumento del 3% en el financiamiento base para la Universidad de California y Cal State, lo que ayudaría a los dos sistemas universitarios públicos a recuperarse un poco de las asombrosas pérdidas financieras y los gastos adicionales provocados por la pandemia de COVID-19.

El gobernador señaló que el financiamiento adicional llegó con la “expectativa” de que no aumenten las cuotas, que es algo que los líderes de alto nivel en los campus de licenciatura han estado considerando, calificando tales aumentos como difíciles de evitar.

Si bien los funcionarios de educación elogiaron a Newsom por priorizar la educación, pudo hacerlo debido a los ingresos fiscales más altos que los proyectados recientemente. En contraste, al comienzo de la recesión inducida por la pandemia, las perspectivas presupuestarias parecían catastróficas y probablemente hubieran obligado a los distritos a recortar programas y realizar despidos radicales.

El proceso de decodificación de la compleja propuesta de presupuesto ha comenzado y ya existen preocupaciones. Un problema planteado por los funcionarios del distrito escolar es si el gobernador usó dinero para su paquete de respuesta al COVID que de todos modos se habría destinado a la educación. Los líderes sindicales hicieron eco de esas preocupaciones el viernes.

“El presupuesto aparta con razón dinero para las pruebas de COVID-19 y la vacunación, pero ese financiamiento debe provenir de fondos de salud pública y no de los dólares necesarios para el funcionamiento regular de las aulas”, indicó Cecily Myart-Cruz, presidenta de United Teachers Los Ángeles.

Por otra parte, a algunos líderes distritales no les gusta que las subvenciones parezcan requerir la aprobación de los sindicatos que representan a los maestros, así como a los que representan a la mayoría de los empleados no docentes. No es sorprendente que los líderes sindicales estén a favor de tal disposición.

El gobernador trató con cuidado el tema el viernes, diciendo que avanzar en beneficio de los estudiantes requeriría la participación de todas las partes, pero que se opondría a quienes se negaran a colaborar en la reapertura de los campus.

BIDEN PROPONE UN NUEVO PLAN DE ESTIMULO DE 1.9 BILLONES PARA ENFRENTAR LA PANDEMIA Y EL DESCALABRO ECONOMICO

 UNA CORTESIA DEL BLOG EDUCATIVO DE NOTICIAS DEL LIC. ENILDO RODRIGUEZ NUNEZ MBA PhDP COORDINADOR INTERNACIONAL DE COMUNICACIONES EN REDES E INFORMATICA FEDERAL

Una publicacion de Fuentes Externas

Una noticia de LA TIMES

El presidente electo Joe Biden propuso un plan de 1,9 billones de dólares para combatir las emergencias económicas y de salud pública de la nación, al tiempo que comenzó a levantar el telón de una nueva administración basada en el poder del gobierno federal para ayudar a resolver los problemas. (Matt Slocum / Associated Press)© Proporcionado por The LA Times El presidente electo Joe Biden propuso un plan de 1,9 billones de dólares para combatir las emergencias económicas y de salud pública de la nación, al tiempo que comenzó a levantar el telón de una nueva administración basada en el poder del gobierno federal para ayudar a resolver los problemas. (Matt Slocum / Associated Press)

En un discurso a la nación el jueves por la noche, Biden pidió una rápida acción del Congreso en su amplio paquete, que incluirá medidas para acelerar la producción y distribución de vacunas, 1.400 dólares adicionales en pagos directos a las personas, un aumento del salario mínimo, la ampliación de los beneficios de desempleo, la ayuda a los gobiernos estatales y locales y la ampliación de la ayuda a las familias con hijos.

"Tenemos que actuar y tenemos que actuar ahora", dijo Biden. "La salud misma de nuestra nación está en juego".

Presentó el plan como una respuesta inmediata a la pandemia y a una crisis económica que está empeorando, ya que las ya altas tasas de desempleo han empezado a aumentar de nuevo tras meses de descenso desde los niveles récord de la primavera.

Sin embargo, muchas de las propuestas también sirven como anticipo para alcanzar objetivos demócratas a más largo plazo, incluyendo una ampliación de un año de la ayuda a las familias con hijos, que según Biden "reduciría la pobreza infantil a la mitad" durante el próximo año.

El esfuerzo de hacer ambas cosas tiene un gran precio: más del doble de los 908.000 millones de dólares en ayuda que el Congreso aprobó el mes pasado. Esto lo hará difícil de vender en un Senado estrechamente dividido donde los republicanos tienen un tremendo poder para frenar o bloquear la legislación, aunque los demócratas tengan la mayoría.

Pero Biden argumentó que el gasto ahora pondría a la economía en una base más sólida para un crecimiento renovado.

"Sé que lo que acabo de describir no es barato", dijo. "Pero no hacerlo nos costará más caro".

Un alto funcionario de Biden dijo que el presidente electo y sus ayudantes esperaban que su discurso comenzara a generar apoyo público para el plan.

"La estrategia consiste en exponer claramente al pueblo estadounidense la inmediatez de la necesidad, y trabajar para tratar de aprovechar el espíritu bipartidista que ayudó a reunir la acción en diciembre", dijo el funcionario, refiriéndose a la ayuda aprobada el mes pasado. "Pero eso fue sólo un pago inicial. Así que vamos a tener que trabajar para hacer más".

Reflejando la visión de Biden del plan como sólo una primera entrega, los funcionarios se refirieron a él como un paquete de "rescate" diseñado para atender las necesidades más urgentes, que será seguido el próximo mes por un plan de "recuperación" que atenderá sus objetivos más ambiciosos más allá de volver a la "normalidad".

Biden dijo que expondrá esa próxima etapa, que se espera que incluya su plan de infraestructura y medidas para combatir el cambio climático, durante un discurso en una sesión conjunta del Congreso el próximo mes.

El plan obtuvo un rápido apoyo de los principales demócratas.

"Cuando el presidente electo Biden fue elegido, le dijo al pueblo americano que 'la ayuda está en camino'. Con el paquete de rescate de COVID que el presidente electo anunció, se está moviendo rápidamente para entregar esa ayuda", dijo la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi (D-San Francisco) y el líder demócrata del Senado Charles E. Schumer de Nueva York en una declaración antes del discurso de Biden.

Pero el acto de apertura de la próxima administración de Biden será una dura prueba para su repetido objetivo de construir puentes con el Partido Republicano y traer el espíritu del bipartidismo de vuelta a Washington. Está proponiendo un gran gasto, así como los republicanos, después de ignorar el aumento de los déficits bajo el presidente Trump, han expresado su preocupación por el crecimiento del gasto del gobierno y han cuestionado la necesidad de un mayor alivio lo más rápido posible después de la acción del mes pasado.

Una pregunta clave es si Biden lo tratará como una oferta de apertura de la cual se retirará para construir un apoyo bipartidista, o tratará de empujarlo a través del Senado con los votos demócratas solamente.

"¿Está dispuesto a reunirse con los senadores republicanos - al menos con algunos de ellos?" preguntó Rohit Kumar, un antiguo subjefe de personal del líder republicano del Senado Mitch McConnell de Kentucky que ahora es co-líder de la Oficina Nacional de Impuestos de PwC. "Eso probablemente no incluye el aumento del salario mínimo a 15 dólares por hora".

El plan Biden incluía algunas propuestas, como la ayuda a los gobiernos estatales y locales, a las que los republicanos se opusieron resueltamente en las negociaciones anteriores. Es una lista de deseos que refleja su deseo de actuar con audacia, tal vez sensible a las quejas de que el plan de estímulo económico de 2009 de la administración Obama fue demasiado cauteloso para la crisis heredada de George W. Bush.

"El riesgo de hacer demasiado poco en este momento es mucho mayor que el riesgo de hacer demasiado", dijo el alto funcionario de Biden.

La campaña de Biden para obtener apoyo bipartidista, si tiene éxito, sería opuesta a la experiencia de sus recientes predecesores en las grandes iniciativas económicas. Ningún demócrata votó por el recorte de impuestos de Trump en 2017. La ley de alivio económico del presidente Obama de 2009 fue aprobada sin los votos de los republicanos en la Cámara de Representantes y sólo tres de los republicanos en el Senado. Antes de él, Bill Clinton en 1993 tuvo que depender únicamente de los demócratas para aprobar un proyecto de ley de reducción del déficit que fue un elemento de firma de su presidencia.

La pieza central del plan Biden es el esfuerzo para acelerar las vacunaciones y expandir las pruebas de coronavirus. En su discurso, Biden dijo que los esfuerzos de la administración Trump habían sido "un fracaso lamentable hasta ahora". Las muertes en todo el país debido a COVID-19 se acercan a las 400.000.

Biden planea pedir 400.000 millones de dólares para acelerar el ritmo de las vacunaciones y cumplir su objetivo de inocular a 100 millones de personas en los primeros 100 días.

Su plan ampliaría las pruebas de coronavirus y crearía centros comunitarios de vacunación en todo el país, así como unidades móviles para atender a las personas en comunidades remotas y otros grupos de difícil acceso. La legislación también aseguraría que todos los residentes de EE.UU., incluidos los que se encuentran en el país sin estatus legal, podrían ser vacunados gratuitamente.

La ampliación de las pruebas es "fundamental para que los niños vuelvan a la escuela" y para proteger a los trabajadores, dijo otro alto funcionario de Biden. Las pruebas también mejorarían significativamente la capacidad de detectar nuevas cepas del virus, dijo el funcionario, señalando que EE. UU. ocupa el puesto 43 en el mundo en su capacidad de hacer la secuenciación genética necesaria para ver si el virus está mutando.

Aproximadamente 130.000 millones de dólares se destinarían a la reapertura de escuelas en todo el país. Los distritos escolares podrían usar el dinero para reducir el tamaño de las clases, mejorar la ventilación de los edificios escolares, comprar más equipo de protección para los maestros y otro personal y proporcionar programas de escuela de verano para los niños que se han retrasado durante el último año.

El plan general también incluye aproximadamente 1 billón de dólares en pagos a individuos y familias, incluyendo una nueva ronda de cheques de ayuda de 1.400 dólares por persona, y unos 440.000 millones de dólares en ayuda para los gobiernos locales y las empresas.

Biden también planea pedirle al Congreso que casi duplique el salario mínimo federal a 15 dólares por hora, una meta importante de los grupos progresistas y laborales.

Señaló que los votantes de Florida, estado que perdió ante Trump, habían aprobado un salario mínimo de 15 dólares en un referéndum celebrado en noviembre. "El resto del país está listo", dijo.

El plan incluye una serie de medidas a corto plazo para proporcionar ayuda económica a las familias; es probable que la administración Biden intente finalmente hacerlas permanentes.

Una parte del plan crearía de hecho una asignación familiar nacional por primera vez en Estados Unidos. La propuesta ampliaría temporalmente el actual crédito fiscal federal por hijos y lo haría totalmente reembolsable, lo que significa que las familias que no deben impuestos obtendrían el dinero en forma de un pago del gobierno.

Eso "beneficiaría enormemente a los niños más pobres de Estados Unidos", llegando a unos 27 millones de niños que no reciben ayuda ahora porque sus familias son demasiado pobres para hacer uso de un crédito fiscal, dijo Katherine Michelmore de la Universidad de Syracuse, que ha estudiado el impacto del programa existente. "Más de la mitad de los niños que se beneficiarían son niños negros y latinos", dijo.

Aunque su plan ampliaría el crédito fiscal sólo por un año, Biden apoyó una expansión a largo plazo durante su campaña.

Las propuestas son ahora "medidas de ayuda de emergencia", pero con el tiempo "se espera que se conviertan en reformas permanentes", dijo Gene Sperling, que dirigió el Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca bajo los presidentes Clinton y Obama. "Para un país que debería querer reducir la pobreza infantil, no tiene sentido que el 35% de los niños no se beneficien del crédito fiscal infantil" porque sus familias son demasiado pobres.

La nueva ronda propuesta de pagos para individuos se sumaría a los 600 dólares aprobados por el Congreso, llevando el total a 2.000 dólares. La demanda de pagos de 2.000 dólares ha sido una parte importante de la exitosa campaña de los demócratas para ganar dos escaños en el Senado de Georgia en la segunda vuelta de las elecciones de este mes. La idea también ha recibido el apoyo de algunos republicanos, incluido Trump.

Además de esos pagos, el plan extendería una serie de programas de apoyo a los ingresos hasta finales de septiembre, varios de los cuales expiran en marzo. Biden también haría que los programas existentes fueran más generosos.

Entre ellos se incluye el requisito de que las empresas proporcionen licencias por enfermedad pagadas a los trabajadores, y que el gobierno pague para cubrir los salarios de hasta 73.000 dólares al año. Eso cubriría más de tres cuartos de la fuerza laboral de EE. UU., dijeron los ayudantes de Biden.

Biden también ampliaría la ayuda alimentaria, incluyendo el Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria, también conocido como cupones de alimentos, y el programa para Mujeres, Bebés y Niños.

La propuesta también extendería semanas adicionales de beneficios de emergencia por desempleo y proporcionaría un suplemento federal de 400 dólares semanales además de los pagos estatales de desempleo existentes. El Congreso incluyó un suplemento federal de $600 en su paquete original de alivio para el coronavirus en la primavera, pero la mayoría de los republicanos se opusieron firmemente, diciendo que alentaría a la gente a seguir en el desempleo en lugar de volver a trabajar.

Biden también extendería la moratoria de desalojos y ejecuciones hipotecarias y proporcionaría 30.000 millones de dólares en asistencia para el alquiler para ayudar a los inquilinos y pequeños propietarios.